WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Vandalizado una vez más

Gardel amaneció con una planta por cabeza

Lo habían "decapitado" una vez más justo antes de la cuarentena y por eso no se había podido arreglar. Hoy le pusieron una rama en ese espacio vacío.

No es novedad que para algunos los espacios públicos e históricos valgan menos que nada, y por eso no solo no los cuidan, sino que además los rompen.

La figura de Carlos Gardel, ubicada en uno de los bancos de la primera cuadra de calle O´Higgins es un claro ejemplo de esto.

Varias veces han roto la escultura, sacándole el sombrero o directamente la cabeza, como ocurrió justo un par de días antes de que se decretara la cuarentena total.

Debido a esto no se le pudieron hacer las reparaciones correspondientes, y el pobre "zorzal del tango" pasa sus días bahienses como el jinete sin cabeza.

Lamentablemente, con el sol del 25 asomando, los vecinos del lugar se encontraron una nueva maldad sobre esta escultura: le clavaron una rama en el espacio vacío.

Seguramente con la flexibilización del aislamiento casi en un modo pleno puedan volver a reacondicionar el diseño en los próximo días; con la ilusión de que esta vez dure un poco más.

Lo más leído