WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Por redes

Volvió el "Gordo del Mortero": qué dijo y a quién quiere bajar del gobierno

Sebastián Robero se convirtió en meme luego de usar un arma casera contra la policía. En dónde está ahora y por qué apareció para hablar.

El personaje se volvió viral en 2018 tras su peculiar accionar contra la policía. En el marco del debate por el proyecto oficialista de reforma previsional. Minutos después que el Gobierno alcanzara el quórum para tratar los polémicos proyectos los choques entre los manifestantes y efectivos policiales se habían reanudado con fuerza.

Diversos grupos de encapuchados, algunos provistos con máscaras anti-gas, comenzaron a lanzar piedas y golpes contra las fuerzas policiales. El conflicto llegó a su punto límite cuando un manifestante realizó una acción que lo convirtió instantáneamente en meme. El militante santafesino del Partido Obrero Sebastián Rodrigo Romero, preparo un arma de proyectiles improvisada y la imagen fue capturada por las lentes periodísticas.

Desde entonces, el militante pasó a ser conocido popularmente como "el gordo mortero". Sin embargo, su accionar no pasó desapercibido tampoco para las autoridades.

El delito que se le imputa a Romero, que fue precandidato a diputado nacional por el Frente de Izquierda en la provincia de Santa Fe, es el de intimidación pública y resistencia a la autoridad.

Este lunes, desde la clandestinidad, Romero difundió un mensaje en el que se define como un “perseguido político del gobierno de Macri” y llama a un gran paro general para “tirar abajo” al gobierno del presidente Sebastián Piñera.

“Saludo la heroica lucha de nuestros hermanos chilenos. Es muy importante que el movimiento obrero se ponga en escena a través de un gran paro nacional. Para que a través de las asambleas elijan un comité de lucha para llevar adelante nuestros reclamos. Lo mismo tienen que hacer en los barrios y los lugares de estudio. Para que de una vez por todas el pueblo chileno decida qué hacer con el país”, dice en un vídeo subido a las redes sociales del PTSU.

El militante ya lleva 2 años prófugo y el gobierno llegó a ofrecer una recompensa de $ 1 millón. La pena máxima es de 15 años de prisión.

“Viva la lucha obrera chilena. Viva el pueblo chileno. Por una revolución obrera victoriosa. Viva la lucha internacional de los trabajadores”, expresó al final de su mensaje.

Fuente: Cronista.


Lo más leído