WhatsApp de Publicidad
Seguinos

derrumbe trágico

Tres años después, vuelven a peritar el lugar del accidente

Vecinos, comerciantes y ocasionales transeúntes se vieron sorprendidos esta mañana por un gran operativo en calle Soler 160, lugar en el que hace tres años murió un operario a causa de un trágico derrumbe.

Del mismo, que fue dispuesto por el fiscal Cristian Aguilar, participaron efectivos de la DDI, familiares del trabajador -Gabriel Burgos- personal de la empresa EDES y el abogado Cristian Chazarreta, entre otros.

Lo que hicieron fue volver a abrir el lugar exacto donde se produjo el derrumbe.

Cristian Chazarreta, que representa a la familia de Burgos, le dijo al móvil de LA BRÚJULA 24 que " gracias a la buena diligencia del fiscal se ha dispuesto realizar un sondeo para determinar la profundidad de la excavación que lamentablemente produjo la muerte del operario".

"Esta zanja lo que determina es que el caño que colocaron está ubicado a más de un 1,20 metros, es decir que se superó el metro de profundidad establecido y que se incumplieron una serie de medidas de seguridad", añadió.

Y recordó que "los responsables por lo ocurrido son los profesionales que debían cumplimentar con todas estas normas".

Cabe recordar que son tres los miembros de la empresa Mapsa Ingeniería S.A., que estaba a cargo de la obra, quienes fueron imputados por los delitos de "homicidio culposo y lesiones culposas".

Se trata de Ángel Pablo Matélica (dueño de la firma y director de la obra), a Miguel Angel Ramirez (ingeniero especializado en seguridad e higiene) y Nahuel Ostertag, a quien el propio Chazarreta definió en su momento como una suerte de "subdirector de la obra que le daba instrucciones a los obreros".


Lo más leído