WhatsApp de Publicidad
Seguinos

A 19 AÑOS DEL MAGNICIDIO

El fiscal que encerró al sicario: “Me mandaron balas como las que mataron a Glasman”

Christian Long recordó su paso por el caso que marcó su vida profesional y personal, pero que en definitiva permitió condenar al autor material del homicidio.

Vicente ‘Tito’ Colman fue encontrado autor penalmente responsable del crimen de Felipe Glasman. FOTO ARCHIVO LA NUEVA

El ex Fiscal Christian Fernando Long habló con la redacción de LA BRÚJULA 24 sobre el caso que cambió su vida, tanto desde lo profesional como lo personal: el asesinato del expresidente de la Asociación Médica de Bahía Blanca, Felipe Glasman, hecho del que el pasado sábado se cumplieron 19 años.

“Fue una causa de enorme trascendencia que tuvo infinidad de implicancias, no solo investigativas o jurídicas sino personales. Fue algo que cambió mi vida rotundamente porque por esa causa tuve que cambiar mis hábitos de vida; viví con custodia un año, me mandaron balas de la misma serie y numeración que las que mataron a Glasman; me manotearon un hijo en un jardín diciéndole ‘decile a tu papá que no acuse’”, recordó.

Dijo que él recibió la causa en 2004, aunque el homicidio se consumó el 28 de agosto de 2002.

“Tuve la suerte de toparme con funcionarios policiales de primerísimo nivel dirigidos por Walter Carballo y Marcelo Corbalán; se halló una cantidad de documentación enorme y hubo que hacer una zaranda para dar con una línea investigativa que nos llevara al autor material. Se profundizó la investigación respecto de la foja 76, con evidencias de un Corsa gris que había salido arando de las inmediaciones de donde se cometió el asesinato. Se contactan testigos y se identifica a Vicente ‘Tito’ Colman como el autor material”, indicó.

Colman había trabajado en la ESMA entre 1976 y 1982 y en la Embajada de Estados Unidos, e integró como miembro no orgánico el Servicio de Inteligencia estatal.

Long resaltó la valiosa colaboración de Bety Glasman, viuda de la víctima, de donde logra tener un acabado perfil del médico asesinado y pistas sobre los autores tanto intelectuales como materiales.

“Los particulares damnificados trabajaban codo a codo hasta que se logra identificar y detener a Colman, se le recibe declaración indagatoria y en esa instancia se empieza a hacer una fenomenal campaña de prensa en un medio donde algunos dirigentes de la Asociación Médica tenían muchas conexiones económicas; se buscó instalar que Colman era un ‘perejil’”, señaló.

Lejos de ser ajeno al crimen, “Tito” Colman no solo fue condenado luego de un debate oral a 27 años de prisión. Si bien Casación le redujo la pena a 23 años, todas las instancias sucesivas fueron confirmando su participación en el magnicidio.

“Ese ‘perejil’, como decían un par de periodistas en un medio financiado por la Asociación Médica, tuvo la condena confirmada por Casación, la Suprema Corte y la Corte Suprema”, aseguró Long.

Al ex Fiscal le quedó “la espina” clavada por no haber podido llegar judicialmente a los autores intelectuales del crimen.

“Decidí dar un paso al costado para que siga otro con mayor energía y pueda tratar de descubrir quiénes fueron los autores intelectuales. Fueron muchas presiones y recusaciones”, concluyó.


Lo más leído