WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo dijo la jueza de faltas

Estacionar en zona prohibida es la infracción más recurrente en Bahía

La doctora Monardez estableció una suerte de ranking de infracciones en las que incurre el bahiense. “Aún hay muchos que no entienden la importancia del pago voluntario y terminan poniendo excusas increíbles”, destacó.

Días atrás se intensificó tanto en el micro como en el macrocentro de Bahía Blanca el control del estacionamiento medido y pago, después de varios meses en los que los inspectores no tenían tanta presencia en las calles, a raíz de la pandemia por el coronavirus.

Al respecto, la titular de uno de los Juzgados de Faltas de la ciudad, Soledad Monardez, explicó en LA BRÚJULA 24 que “el ingreso de las actas hasta ahora es normal, se corresponde con lo que históricamente ha ingresado. Seguramente mañana detectaremos un incremento de multas labradas a partir del endurecimiento del control del estacionamiento medido y pago”.

“Va a hacer un año que asumí como jueza y la multa más recurrente es la del estacionamiento en zona prohibida, ya más abajo aparecen falta de parquímetro, telefonía celular y el cruce con luz roja del semáforo”, sostuvo Monardez, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y enfatizó que “lo que vemos habitualmente es que la gente pierde la posibilidad de hacer el pago voluntario por pasar a la indagatoria y lo que declaran es algo que no justifica la falta. Bajar 5 minutos al cajero automático o parar para hacer un trámite no es un argumento válido. De esta manera terminan pagando más dinero”.

“Cuando te presentan pruebas, se analizan y se comprende que son valederas para absolver. Aunque no es lo más común. Las infracciones son muy caras y con el descuento admitiéndola es superior al 50%. Esto es algo que tratamos de explicarle a la gente hasta antes de entrar a la indagatoria”, reflejó la Jueza de Faltas en otro segmento de la entrevista radial.

Uno de los aspectos que siempre despierta curiosidad es el amplio abanico de pretextos a los que echan mano los infractores. A propósito, Monardez admitió que “son muchas las excusas increíbles que escuché en este tiempo. No obstante, uno se da cuenta cuando la gente tiene una razón valedera, incluso se les puede otorgar algunos días para que pueda justificar la falta”.

“Las multas de tránsito, en líneas generales, son más severas que las que surgen por falta de habilitación comercial. Sin embargo, cuando hablamos de alimentos en mal estado o vencidos, los montos son muy elevados”, concluyó.


Lo más leído