WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en medio de la tormenta

La odisea de un grupo de bahienses varados en la ruta

Habían salido de la ciudad a bordo de un micro de larga distancia. Pero por un desperfecto mecánico se quedaron varias horas en la banquina. El relato de testigos.

Un colectivo que había salido anoche de Bahía con destino final Rosario, perteneciente a la empresa Ñandú del Sur, quedó varado a menos de 20 kilómetros de la ciudad, sobre la Ruta 33, y los pasajeros vivieron horas de mucha angustia. Y bronca.

Es que una fuerte tormenta se hacía sentir y, a raíz de lo que los propios chóferes del micro describieron como una falla eléctrica, no pudieron hacer más que esperar a que la ayuda llegara.

Pasaron las horas, llegó la madrugada e incluso hubo varios viajantes que prefirieron volver a Bahía por sus medios. "De la empresa nos decían que llamemos a atención al cliente, pero eran más de las 12 de la noche", recordó una de las damnificadas que se comunicó con LA BRÚJULA 24.

"Una amiga mía también se volvió y sacó pasaje con otra compañía. Volvió a pasar a las 3 por ahí y el colectivo todavía estaba parado", detalló.

Otro de los pasajeros que también se contactó con este medio explicó que el transporte ni siquiera tenía balizas, con el peligro que eso significa. "La gente se descomponía y nadie daba una respuesta", sostuvo.

Desde Ñandú del Sur, en tanto, confirmaron lo ocurrido y remarcaron que la empresa dispuso de otro colectivo para que se siguiera el viaje a Rosario.

Además, señalaron que se harían cargo de los tickets de aquellas personas que hayan optado por no continuar con el trayecto. De todos modos, no se específico un número exacto de clientes que interrumpieron su viaje.


Lo más leído