WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Instagram Live de La Brújula 24

Pablo Salum: sectas en Argentina

A mediados de los años 80 en Argentina una mujer enferma y desesperada en busca del remedio que cure su mal, encuentra en las “promesas” de la Escuela de Yoga de Buenos Aires una presunta solución al problema que la aqueja. El paso posterior fue la incorporación de sus tres hijos a esa institución.

Uno de esos tres niños era Pablo Salum quien en aquel momento tenía apenas ocho años. Al tiempo, las cosas cambiaron. “Al comienzo todo bien, pero esta escuela de yoga fue terrible para nuestra familia, sus prácticas fueron cada vez peores, pasaron de leer libros de meditación, hacer yoga, a meterse con el tema sexual. De la noche a la mañana mi familia se destruyó, mi hermana y mi madre fueron esclavas sexuales, inclusive hubieron padres que tuvieron relaciones sexuales con sus hijos”, cuenta Pablo conmovido.

Salum logró escapar en el año 1992, con catorce años, de lo que él define como una “organización coercitiva”, grupos a los que habitualmente se conoce como sectas. A partir de ese quiebre, comenzó una lucha dolorosa contra esas organizaciones; el costo -además de las presiones recibidas- fue perder todo contacto con su familia, situación que ya lleva décadas. 

Su batalla incansable lo convirtió en el propulsor de la Ley Antisectas en nuestro país; en los meses recientes su nombre vuelve a adquirir relevancia por ser uno de los denunciantes contra Generación Zoe, la sociedad y escuela de coaching que dirige Leonardo Cositorto –quien calificó a Salum como “rata humana- y que está siendo investigada por la justicia. “Puedo ser una rata humana pero el que se escapó como rata por tirante fue Cositorto; ¿por qué no vuelve”, respondió el especialista en sectas.

Hoy 19.15 horas por el Instagram Live de La Brújula 24 [email protected] un diálogo imperdible con Pablo Salum, para comprender los potenciales peligros de las organizaciones coercitivas y su funcionamiento en Argentina.

Lo más leído