WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Estamos grandes para estas cosas

Colin Farrell y un vedetismo que nunca se termina

Ya habíamos anticipado que el genial actor iba a encarnar a “El Pingúino” en la nueva producción donde Batman es Robert Pattison. Parece que, a este pájaro bobo, las plumas que no tiene, se le subieron a la cabeza.

La increíble caracterización de Colin Farrell, que va a dar que hablar.

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24
Miami, Florida, Estados Unidos.

Mucho se especula con la esperadísima “The Batman”, la película dirigida por Mark Reeves que pone en la piel del justiciero, al carilindo Robert Pattison, consagrado protagonista de la saga Crepúsculo. Farrell, uno de los pesos pesados del aguardado filme, encarnará el archivillano The Penguin, interpretado a su vez por Danny DeVito en Batman Returns (1992), y por el recordadísimo Burguess Meredith en la serie “Batman” (1968).

Recientemente, en un comentario del mismo Colin, en el podcast Happy Sad Confused, el actor de Tigerland, Daredevil, Miami Vice, Minority Report, Phone Booth, The Recruit, Alejandro Magno y otras, expresó sin pelos en la lengua y con gran sarcasmo: "Solo estoy en la película durante 5 o 6 escenas (…) De verdad, es un regalo de promoción para mí. Me sentiré un poco incómodo durante los malditos 9 minutos que tengo, y luego el resto, no puedo esperar a ver cómo él director le dio vida a ese mundo” manifestó con cierto grado de ironía refiriéndose a Matt Reeves con quien, aparentemente, las relaciones estarían tensas.

La caracterización (los entendidos dicen que será nominada al Oscar por los efectos especiales) es realmente grandiosa; el maquillaje lo convierte fruto del trabajo inmejorable del Make Up Master Mike Marino.

Farrell está felizmente irreconocible en la película!

Sin embargo, “la queja” surgió por su poco tiempo frente a cámara; como si la cantidad prevaleciese sobre la calidad.

Habrá que explicarle que basta tan sólo un minuto de alto voltaje dramático para cumplir con los objetivos. En verdad, a Farrell, ya le deben sobrar ocho y no lo sabe…

Muy pronto, vamos a verlo brillar como el enemigo por excelencia del Murciélago Favorito de Ciudad Gótica. Aunque después de este ataque de vedetismo, se merezca una tirada de orejas.

Lo más leído