WhatsApp de Publicidad
Seguinos

muerte en la puerta del hospital

"En dos minutos íbamos a atenderlo, pero el paciente decidió irse"

La doctora González Prieto, vocera del Municipal, explicó que "contamos con personal capacitado en la ventanilla, no se minimizó la consulta".

La vocera del Hospital Municipal, Graciela González Prieto, habló esta mañana con LA BRÚJULA 24 a raíz de la situación que Ariel Núñez denunciara minutos antes en este medio, donde aseguraba que David Garrido --su tío-- murió en la puerta de la guardia, lugar donde no fue atendido pese a la gravedad del cuadro que presentaba.

"La consulta coincide con el ingreso del politraumatizado por el accidente de Witcomb y De Ángelis que era un paciente grave. Al familiar de este señor se le dijo que se le iban a tomar los datos y lo iban a ingresar. Tenía antecedentes de dolor de pecho desde hace un mes y no había consultado. Decidió regresar a su casa y tiene este evento de pérdida de conciencia en la vía pública. Lo traen al portón de guardia e ingresa con una arritmia cardíaca, se le realizan maniobras de reanimación por 40 minutos que nunca fueron efectivas, sin que el corazón pueda regresar a su ritmo luego de tantas desfibrilaciones, dando por terminado el proceso", aseveró González Prieto, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y explicó que "en todos los hospitales hay una ventanilla de atención con personal preparado para hacer las preguntas pertinentes y establecer un criterio de gravedad para el orden de atención. En ningún momento nosotros vamos a decir que no tenemos médicos. Comprendo lo que dice el familiar. En la ventanilla le dijeron 'en dos minutos lo atendemos', porque es lo que se hace habitualmente, luego si la persona decide retirarse, no lo podemos manejar. Porque el señor dijo que no le dolía tanto y se iba a ir a su casa".

"En las prioridades, el dolor de pecho es un signo de alarma para que enseguida se atienda. Tenemos administrativos con preparación previa en la ventanilla de una guardia como la nuestra, la cual es complicada. Jamás por un dolor de pecho vamos a decirle a un paciente que vaya a otro hospital. No se minimizó este caso. Si la persona de la ventanilla ve a alguien respirando mal, se le da prioridad por sobre otros pacientes que están esperando. En este caso puntual, eran un par de minutos de espera que nos iba a demandar la toma de los datos. Ojalá pudiéramos tener médicos en las ventanillas de las guardias", sostuvo la doctora, en otro segmento de la entrevista radial.

Consultada respecto a qué evaluación realizan de lo ocurrido, la doctora resaltó que "no se trata de si algo está bien o mal, se deben analizar las cosas tal cual ocurren. Nunca vamos a minimizar las consultas en ventanilla. Al administrativo aparentemente se le dijo que había una persona con dolor en el pecho a lo que se le respondió que en dos minutos lo íbamos a recepcionar. La pérdida de conocimiento se produjo a metros del hospital, si hubiese habido un médico libre no habría tenido problema de realizar la atención, pero lamentablemente coincidió con el accidente ya mencionado".

"He trabajado en la terapia intensiva casi toda mi carrera y he tenido paros simultáneos, siendo la única médica y he contado con enfermeros que han podido colaborar hasta que yo normalizara la situación de un paciente o viniera otro profesional a prestar colaboración. La vida de un hospital es compleja y no queremos que estas cosas pasen pero la situación en la que vivimos hace que el nosocomio esté dividido porque hay médicos abocados a atender a pacientes del área COVID que no pueden salir. En este caso puntual se conjugaron varios factores desafortunados", finalizó González Prieto.


Lo más leído