WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo anunció el Ministerio de Agricultura

El gobierno suspendió las exportaciones de maíz y hay incertidumbre entre los productores

Ante la sorpresa y la incertidumbre de los productores, el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación anunció que suspendió la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el maíz, cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, que es el momento que ingresará la nueva cosecha, con la única excepción del maíz pisingallo.

“Esta decisión se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, básicamente la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción”, señalaron desde la cartera que conduce Luis Basterra.

Hay que recordar que las Las DJVE son las declaraciones de venta que deben hacer los exportadores de granos y subproductos comprendidos en la Ley 21.453 en el momento en que cierran cada negocio, que suele ser varios meses antes del embarque.

Entre los productores, las primeras reacciones sobre la medida son de sorpresa e incertidumbre que provocan este tipo de medidas de intervención en los mercados, ya que cuando se pusieron en marcha  durante los años de gobierno del kirchnerismo derivaron en serias complicaciones no solamente a los productores, sino también al país que quedó alejado de la demanda internacional.

Según consta en un breve comunicado, la medida de Agricultura no frenaría el flujo de exportaciones de maíz ya comprometidas por la Argentina para el primer bimestre del año que está por comenzar, ya que fueron tramitadas las declaraciones juradas antes que se tome la medida de cerrar las ventas al exterior del cereal.

Según informó el ministerio de Agricultura, hasta el momento se autorizaron exportaciones por 34,23 millones de toneladas de la campaña anterior, sobre un total exportable de 38,50 millones de toneladas. “El objetivo de la medida es que las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano cuando la oferta de cereal tiende a escasear”, informaron.

Y agregaron: “Eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro”.

Si bien en el comunicado oficial no hay especificaciones sobre los motivos que llevaron al Gobierno a tomar la decisión, puede existir el temor entre los funcionarios que el maíz pueda escasear y que esa situación derive en un aumento de los precios internos. Es por eso que buscarían que se normalice la oferta a partir de marzo, que es el momento que empezará a ingresar la nueva cosecha del cereal.

En lo que va del año el precio del maíz subió de manera significativa, registrando una suba de casi el 40% complicando a aquellas producciones que tienen al cereal como uno de los principales insumos, a lo que hay que sumar los efectos de la devaluación del peso.

También la medida provoca incertidumbre entre los productores sobre la cuestión de las retenciones. Cada vez que un Gobierno modificó las mismas, primero cerró los registros de exportaciones. El maíz tributa actualmente 12% de retenciones, pero el Ejecutivo Nacional todavía tiene la facultad que le otorgó la Ley de Emergencia Económica que aprobó el Congreso a fines del 2019, para aumentar 3 puntos más dicho impuesto.

(Fuente: Infobae)


Lo más leído