WhatsApp de Publicidad
Seguinos

roland garros

Nadal, rey histórico de París

Rafael Nadal nació hace 34 años en Manacor y tanto su documento como su partida de nacimiento así lo comprueban. En Mallorca, además tiene su domicilio y, hace algunos años, también su Academia. Sin embargo, si hablamos de casa, la verdadera casa del español sin dudas es Roland Garros. Sino como se le puede llamar a un lugar donde ya se presentó a jugar en 102 oportunidades y ganó 100 de esos encuentros. ¡Sí, 100! Donde jugó 13 finales y se quedó con las 13. Desde la primera vez que pisó la tierra parisina en 2005, Rafa adoptó al Grand Slam francés como su hogar y Roland Garros lo cobijó a él como si fuera propio.

Ni Novak Djokovic, el número 1 del mundo, es una traba para esta relación, que sigue sumando capítulos y que los fanáticos del tenis esperan que no se termine nunca. Porque Rafa no es otra cosa que el Rey histórico de París.

Tal vez por su conquista en el Masters 1000 de Roma, Djokovic llegaba a este compromiso ante el 2º del ranking como el gran favorito. Pero quién puede ser favorito frente a Rafa en Francia. ¡Nadie! Y así lo demostró en la final, donde lo barrió en sets corridos por 6-0, 6-2 y 7-5. 

La victoria, no solo le dio su 13ª corona en el certamen y encima sin ceder un solo set durante todo el torneo, sino que además le permitió llegar a los 20 títulos en Grand Slam y alcanzar en este rubro, nada más y nada menos, que Roger Federer.

Nadal fue apabullante desde el primer set, donde aprovechó tres de las seis chances de quiebre que tuvo para llevarse el primer parcial 6-0. Pese a la contundencia del resultado, los dos protagonizaron puntos y games larguísimos para entretener a los 1.000 espectadores presentes en el Philippe Chatrier. Sin embargo, Nole penó por la baja efectividad en los puntos con su primer servicio y sumó 13 errores no forzados contra los dos de Rafa. Además, no pudo aprovechar las tres chances de break que tuvo. Así, el Mallorquín ganó por primera vez en su carrera un set en una final de Grand Slam por 6-0.

En el segundo parcial ya fue un trámite para Rafa, que se mostró aún más contundente y no le dio opciones a un Djokovic que estuvo muy lejos de su nivel habitual. Si bien mejoró con su primer servicio, una de las grandes falencias que tuvo durante el primer set, volvió a sufrir los errores no forzados. Sólo en este parcial, sumó 17, más de la cantidad total que acumuló Nadal durante el resto del partido. De esta manera, si bien el Serbio ganó sus dos primeros games en la final, no pudo revertir el ritmo arrollador de su rival y lo perdió 6-2. 

Ya en el tercero, cuando parecía que el serbio podía reaccionar y, hasta se dio el gusto de quebrarle en el sexto game, Rafa volvió a mostrar por qué es el Rey en París y, con la contundencia de los dos primeros parciales, liquidó el partido con un 7-5. La victoria número 27 de Nadal sobre Djokovic que, hay que decirlo, fue uno de los dos jugadores que le pudo ganar al español alguna vez en Roland Garros (el otro fue Robin Soderling en 2009). Fue en el 2015, cuando el serbio se impuso en los cuartos de final. Además, en el historial entre ambos, Nole sigue arriba con dos victorias más. Pero qué se le va a hacer... En París, nadie puede con el rey. 

Fuente: Olé


Lo más leído