WhatsApp de Publicidad
Seguinos

lo buscan en bahía

De Lucía reveló cuáles son las pistas de la desaparición de Facundo

El fiscal reveló que están analizando las últimas comunicaciones telefónicas y resaltó: "Hoy no tengo elementos para pensar en una desaparición forzosa". Cómo es la disputa con la Justicia Federal.

El fiscal Rodolfo De Lucía brindó esta mañana en LA BRÚJULA 24 un extenso panorama de la investigación en el marco de la causa por la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el joven lurense que fue visto por última vez el 30 de abril y que es intensamente buscado, por estas horas con epicentro en Bahía Blanca.

Con relación a la reconstrucción que ha podido realizar de los últimos minutos en los que Astudillo Castro fue visto, en diálogo con el periodista Germán Sasso, el representante del Ministerio Público señaló que "después de ser dejado por la mujer policía en la entrada a Teniente Origone se produce una situación en la que personas que viajaban por la ruta y no solo están identificadas, sino que también declararon que habían visto lo que creyeron que era un nene sentado a la vera de la carretera".

"Estas personas le avisaron al delegado municipal porque les llamó la atención esta situación en el marco de la pandemia. A partir de allí surge la comunicación con el Destacamento Policial, el agente fue a la ruta e identificó a esta persona que era Facundo Astudillo, según su declaración. Hasta le sacó una foto a la licencia de conducir para tener constancia de a quién identificó", enfatizó De Lucía, en otro segmento de la entrevista radial.

Y prosiguió: "En su relato, en principio, el uniformado cuenta que habló con Facundo y éste le había dicho que en Buratovich ya lo habían identificado, le habían labrado una infracción y lo dejaron continuar hasta Origone, donde fue el último punto en el que se lo vio, en su trayecto a Bahía Blanca".

"Existe una versión que indica que podría haberse subido a una (Renault Duster) Oroch de color negra, que es una de las tantas hipótesis que se intentan corroborar. Luego de eso se produce un blanco en el tiempo de investigación", admitió el fiscal.

Con relación a una de las pistas que se sigue y puede abrir alguna puerta, señaló: "Hay constancia, según informes de empresas de telefonía, de que se enviaron mensajes de texto desde el celular de Facundo, esa misma noche (30 de abril), alrededor de las 21. Estamos terminando de definir quiénes eran los destinatarios, ya tenemos los números, pero no contamos con el contenido de los mismos, aunque tal vez con algunas medidas podamos recuperarlos, al igual que el informe de la antena para los SMS".

"En cuanto a las últimas llamadas remiten a ese día a las 14 desde Buratovich. Ese teléfono celular sigue recibiendo comunicaciones durante días bastante posteriores y estamos tratando de determinar. No hay llamadas salientes desde esa línea, según el informe de una de las empresas que brinda el servicio. O el aparato quedó en un lugar o alguien cambió el chip, esa es otra de las tantas hipótesis", añadió De Lucía.

En esa misma dirección, recalcó: "Luego, surgen otros testimonios a los cuales les atribuyo menos fidelidad porque son de gente que no conocen a Facundo y solo se basan por una foto en las redes sociales. Una testigo que lo conoce hace mucho prestó dos declaraciones ante la Policía y funcionarios de Fiscalía en las que explica por qué lo reconoció que no le caben dudas que era él, al punto de que hasta se dijeron 'hola'".

"Eso fue hace un mes. Lo vio en un lugar donde viven personas que tenían relación con el joven desaparecidos, en la casa de sus ex cuñados, lo cual hace que tenga bastante lógica. Es una declaración con fuerza, uno como investigador no cree o descree, solo debe corroborar el dato con las demás circunstancias", sostuvo.

"El entorno del ex cuñado desconoce haber estado con Facundo, por eso es que estamos profundizando allí, al igual que en otros aspectos de la causa para dilucidar si hay confusiones o bien ocultamientos".

De Lucía confirmó que "a la ex novia y su entorno le retiramos sus teléfonos porque creíamos que esta cuestión podría ser aclarada teniendo acceso a datos objetivos, información que está en los equipos telefónicos y en principio no puede ser alterada. Además, las contradicciones de la causa nos daban pie a pensar que alguien mentía".

"Cuando estamos en una situación tan delicada como la búsqueda de una persona que lleva más de 60 días desaparecida, me parecía un motivo suficiente hacernos de esa información. Esta madrugada se extrajo la información y estamos analizando los resultados, que son voluminosos", mencionó el agente del Ministerio Público que participó en la investigación de la desaparición de Micaela Ortega, uno de los casos más resonantes de los últimos tiempo.

Sobre los pasos a seguir, destacó: "Queremos recibir varias declaraciones, tenemos pendiente el uso de Facebook para ver si hubo movimientos en la red social, reportes ampliatorios de las empresas telefónicas y otros aspectos que prefiero no se difundan aún. Hay mucho trabajo pendiente".

"Hay alguna declaración de la mamá en la que da cuenta de un conflicto, una discusión telefónica y manifestación de enojo y no querer volver por parte de Facundo. Esto lo tomamos de un modo muy relativo. Es solo un dato más, pero no nos resulta algo definitorio", expuso.

Y cerró: "A Facundo se lo pinta como una persona tranquila, con un historial de escasos conflictos. Estamos trabajando para encontrarlo sano y salvo. Se lo está buscando en Bahía Blanca, más de dos meses desaparecido es mucho tiempo".

Competencia bonaerense o federal

Esta mañana, Sergio Berni (ministro de Seguridad bonaerense) aclaró que "si la madre tiene dudas, saco a la Policía Bonaerense de la investigación". Frente a este panorama, De Lucía reconoció que "las cuestiones de competencia son sumamente debatidas. En esta causa, en principio, lo extraño es que sea el fiscal quien investigue la desaparición de una persona porque no sería una hipótesis de delito".

"Todas las semanas, en nuestra Fiscalía tenemos tres o cuatro causas que se inician en Bahía Blanca por la búsqueda de un paradero y, afortunadamente por el trabajo que se hace, dentro de las 24 horas aparecen prácticamente todos", recordó el fiscal.

E insistió en el concepto: "La causa por la desaparición de Facundo se inicia mediante la intervención de la Fiscalía que pretende encontrarlo, sin estar investigando una hipótesis delictiva. Todas las medidas que se toman son tendientes a obtener los testimonios de testigos, de medios técnicos y prueba documental y, eventualmente, si se necesita pedir una medida judicial".

"No estamos buscando a los autores de un homicidio, un secuestro o una desaparición forzosa. La familia tiene una hipótesis fuerte y es lícito que la tengan junto a sus letrados. Ellos piensan que hay elementos para sospechar de una privación forzada de la libertad por parte de agentes del Estado. La valoración de las pruebas que hay en el expediente son muy subjetivas", destacó en otro segmento de su nota con Sasso.

Además, reiteró que "siendo objetivo y viendo las evidencias que se han ido acumulando. No tengo elementos para pensar que la explicación central sea una desaparición forzada y si lo pensara debería excusarme y mandárselo al fuero federal".

"Si el fiscal federal solo va a investigar la hipótesis de la desaparición forzada, no va a tomar todas las medidas que impliquen otras líneas que pueden explicar la desaparición de Facundo, por ejemplo la que nos indica que estuvo en Bahía Blanca y se relacionó con otras personas", aseveró De Lucía.

"Es inevitable que estemos trabajando en dos carriles diferentes que en parte se solapan y habrá que resolverlo si hay algún planteo"

Además, dejó expuesto que "cuando uno tiene sospechas concretas, hay directivas muy específicas que yo tengo por parte de Procuración en la que se le prohíbe a los fiscales delegar en fuerzas provinciales la investigación de delitos cometidos por funcionarios".

"Uno no puede investigar con el mismo grupo que está siendo investigado. La decisión que pueda tomar Berni se dará porque está facultado para hacerlo. Estamos evaluando y analizando con el fiscal general qué vamos a continuar haciendo porque sabemos del planteo de la mamá de Facundo", dijo.

No obstante, De Lucía reconoció que "tratamos de ser respetuosos del sentir de los familiares en estos casos, sabiendo de las dificultades que nos acarrea no contar con los efectivos de la Provincia desde el punto de vista de lo numerosos que son y los recursos con los que cuentan".

"En algunos casos técnicos, las fuerzas federales están muy bien equipadas pero para aquello donde se requiere cantidad de personal puede surgir una complicación. Será una dificultad que se irá solucionando", finalizó.


Lo más leído