WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Farabello y Pignatiello

Y un día el amor reunió a la nadadora con el basquetbolista

Los tortolitos, que comenzaron una relación que se hizo pública durante los Juegos Panamericanos, se encontraron en los Estados Unidos.

Después de ganar su primera medalla de oro Delfina Pignatiello sorprendió con un gesto ajeno a la natación. Ya le había mandado el beso al cielo a su abuela antes de retirarse de las cálidas aguas de la Videna. Sin embargo, en los instantes previos a la premiación, buscó la cámara de la transmisión oficial y lanzó un triple a la distancia que se incrustó en el corazón de Francisco Farabello, la promesa del básquet argentino.

"Sabía que tenía algo preparado, pero nunca me dijo lo que iba a hacer. Yo me imaginaba que iba a ser algo simple. Algo chiquito que sólo yo me iba a dar cuenta que era para mí. Pero cuando salió de la pileta e hizo el gesto del tiro al aro me sorprendió mucho. Me encantó", dijo el adolescente, de 17 años, muy lejos de la capital peruana.

Se trata de una historia de amor que hasta allí no había comenzado. Se conocieron a través de Instagram y el diálogo fluido generó un vínculo, pero todavía no se habían visto personalmente.

Se gustaron a la distancia. Los mensajes en Twitter confirmaron la atracción mutua y las conversaciones privadas sellaron el inicio de una relación que se concretó esta tarde.

La chica nacida en San Isidro viajó hasta Texas, donde Francisco juega a nivel universitario. Hace algunas horas, con un divertido vídeo publicado en redes, mostraron que estaban juntos.


Lo más leído