WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Antes de recibir a los gremios

Provincia admite que los aumentos salariales quedaron "cortos"

Estatales y Gobierno vuelven a discutir sueldos desde mañana martes. La mira está en la suba del 9% pactada para julio, que los sindicatos piden elevar.

El Gobierno bonaerense reanudará mañana martes la discusión salarial con los distintos gremios estatales (docentes, médicos, judiciales y empleados de la administración pública central) que piden revisar el aumento pactado allá por marzo. Así lo publica el diario El Día.

El actual es un acuerdo que en términos generales se componía de una suba del 34 por ciento en tres tramos y la promesa de reabrir paritarias en noviembre.

Entonces, la meta oficial de inflación para todo el año era del 29 por ciento y se suponía que los salarios iban a estar por encima de esa proyección. Pero ya en mayo el costo de vida acumulado superó el 21 por ciento y el Gobierno convalidó subas por encima del 40 por ciento (desde el Congreso hasta Camioneros y Bancarios, que cerraron en torno al 45 por ciento).

Con ese telón de fondo, la Provincia recibirá a los sindicatos mañana: al mediodía a los estatales de la 10.30 (y a los médicos nucleados en Cicop); a las 13.30, a los judiciales y a las 15, a los docentes. En la víspera de esos encuentros, en el gobierno de Axel Kicillof admitieron el desfase entre los aumentos salariales y el alza de los precios.

Mañana “hablaremos sobre el próximo aumento que es en julio, que es el que quizá nos estamos dando cuenta que queda corto con lo que se había proyectado de inflación”, reconoció en declaraciones radiales la ministra de Trabajo bonaerense, Mara Ruiz Malec, en lo que podría ser un anticipo de un posible reajuste salarial.

Esa es justamente una de las demandas de los sindicatos, que pretenden subir el porcentaje de la cuota de aumento correspondiente a julio, establecida originalmente en el 9 por ciento. Pero además quieren que la cláusula de revisión del acuerdo paritario pautada para noviembre se adelante a septiembre. En ambos casos, la idea es ponerse a cubierto de la acelerada suba de precios que -según consultoras privadas- oscilará entre el 45 y el 50 por ciento a fin de año.

Los trabajadores bonaerenses buscan capear ese horizonte recuperando lo que puedan perder en el primer semestre del año y asegurarse que le ganarán por cinco puntos a la inflación cuando haya terminado el 2021.

Antes de volver a sentarse para discutir salarios, la ministra de Trabajo de Axel Kicillof estimó ayer que “seguramente seguirá habiendo [de parte de los gremios] un reclamo para volver a definir un número final” y admitió que se trabaja “en la incertidumbre, pero igual vamos a ver si nos ponemos de acuerdo”.

Los acuerdos con los profesionales de la salud, judiciales y trabajadores estatales contemplaban un 14 por ciento para marzo, un 9 por ciento en julio y un 11 por ciento en septiembre. Pero la Provincia evalúa trasladar puntos de las cuotas de septiembre para julio.

Eso es lo que exigen, por caso, en ATE: “Para cumplir con el objetivo de no perder a manos de la inflación y recuperar puntos se debe reforzar la segunda cuota y reabrir la paritaria lo más rápidamente posible para pautar un aumento salarial superior”, había reclamado tras el último encuentro el titular del gremio de los estatales, Oscar de Isasi.

Similar pedido hicieron los maestros del Frente de Unidad Docente Bonaerense (que integran Suteba, FEB, Udocba, Sadop y AMET), al solicitar que se revise la suba promedio del 35,2 por ciento (14,1 por ciento a cobrar en marzo, 7,9 por ciento en julio y 13,2 por ciento en septiembre) para “recuperar poder adquisitivo”; “quedar por encima de la inflación registrada” y para que, además, “el aumento sea aplicado al básico”.

Con esas demandas y a la espera de una oferta superadora irán mañana al encuentro con la Provincia.


Lo más leído