WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Argentina suspende vuelos desde Gran Bretaña

Crece la preocupación en Europa por la nueva cepa de COVID-19

Circula “fuera de control” en Reino Unido, que volvió a un rígido confinamiento previo a Navidad. Países como Francia y Alemania también suspendieron conexiones aéreas y terrestres.

La Argentina y varios países europeos empezaron ayer a prohibir vuelos procedentes del Reino Unido, tras el descubrimiento de una variante más contagiosa de coronavirus que circula “fuera de control” en ese país y ante la cual la OMS pidió “reforzar los controles”. Así lo publica el diario El Día de La Plata.

De esta manera, el vuelo BA245 de la empresa British Airways que arribará a las 9:20 al aeropuerto internacional de Ezeiza, procedente de Londres, será el último que ingrese de ese país hasta nuevo aviso. Los pasajeros deberán permanecer aislados siete días.

En Holanda, la suspensión de los vuelos de pasajeros procedentes de Reino Unido entró en vigor ayer a primera hora y se mantendrá hasta el 1 de enero. Ese país también prohibió la entrada a pasajeros de ferris procedentes de Gran Bretaña. Asimismo, Bélgica suspendió vuelos y trenes procedentes del Reino Unido a partir de anoche, mientras que Italia y Alemania suspendieron sus conexiones aéreas con este país.

En tanto, Francia suspendió ayer y durante 48 horas todos los desplazamientos de personas, “incluido los relacionados con los transportes de mercancías, por autopista, vía aérea, marítima o ferroviaria, procedentes del Reino Unido”. “Solo se autorizará el transporte de carga no acompañado”, precisó el gobierno francés.

Inmediatamente, el puerto inglés de Dover, que comunica principalmente con Francia, anunció que cerraba al tráfico saliente “hasta nueva orden”. Según la asociación de transportes de carretera británicos, unos 10.000 camiones transitan por este puerto cada día.

Por su parte, Alemania limitará desde hoy lunes todas las entradas por vía marítima, ferroviaria o de autopista, de ciudadanos del Reino Unido y Sudáfrica, donde también se detectó la nueva variante del virus. Además, la suspensión de las conexiones aéreas de Alemania con Reino Unido durará hasta el 31 de diciembre, por ahora.

Estas medidas tienen lugar cuando un tercio de la población inglesa inicia un nuevo confinamiento, debido a esta nueva cepa que circula “fuera de control”, en términos del ministro británico de Salud, Matt Hancock, quien adelantó que sólo la vacuna podrá poner la situación bajo control.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a “reforzar los controles” en Europa. Fuera del territorio británico, se detectaron varios casos en Dinamarca (9), uno en Italia, uno en Holanda y otro en Australia, según la OMS, que recomendó a sus miembros “incrementar sus capacidades de secuenciación” del virus.

MUCHO MÁS CONTAGIOSA

La OMS precisó que la variante británica, además “de indicios preliminares de que podría ser más contagiosa”, “podría también afectar a la eficacia de algunos métodos de diagnóstico”.

En cambio, por el momento, no hay “ninguna prueba sobre un cambio en la gravedad de la enfermedad”.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ya explicó el sábado que Londres y el sureste de Inglaterra deberían volver a cumplir un confinamiento estricto, en vísperas de las fiestas navideñas, porque una nueva variante del virus circulaba mucho más rápido.

“Si los hechos cambian, el enfoque debe cambiarse. Cuando el virus cambia su método de ataque, debemos cambiar nuestro método de defensa”, indicó Johnson al responder a las preguntas de los periodistas sobre el hecho de que días antes había dicho que sería “inhumano” cambiar los planes para Navidad.

Parece que los científicos descubrieron esta variante en un paciente en septiembre.

Susan Hopkins, de Salud Pública de Inglaterra (PHE), dijo a Sky News que la agencia avisó al gobierno el viernes, después de que los estudios revelaran la gravedad de la nueva cepa.

La científica confirmó los datos facilitados a Johnson, que establecen que esta variante podría ser 70 por ciento más contagiosa.

Según expertos europeos, no obstante, las vacunas contra el COVID-19 son efectivas contra la cepa mutada por todo lo que se sabe hasta el momento. Es decir, la nueva variante del virus “no tiene ningún impacto en las vacunas” que siguen siendo “igual de eficaces”, apuntó el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, a la cadena televisiva pública ZDF.


Lo más leído