WhatsApp de Publicidad
Seguinos

educación en pandemia

Cuatro de cada diez alumnos no se sienten acompañados

Así surge de un trabajo reciente realizado por Unicef. Mientras padres, docentes y especialistas coinciden en la necesidad de volver a clases presenciales, también se destaca la urgencia de acortar la creciente brecha digital.

A siete meses de la implementación de la educación a distancia, los docentes, los padres y los propios chicos desean el regreso a las clases presenciales y repasan las primeras conclusiones de lo que dejaron las aulas virtuales.

Mientras la mayoría coincide en que como nunca antes quedó expuesta la brecha tecnológica que atraviesa al país, más del cuarenta por ciento de los chicos reconoció no haber sentido el apoyo de familiares y de la propia escuela.

El dato corresponde a un trabajo reciente presentado por Unicef Argentina y Google pero entra en sintonía con distintos informes y encuestas que vienen radiografiando la compleja situación educativa en el país en tiempos de pandemia y desigualdades tecnológicas.

Según la Encuesta de Evaluación sobre la continuidad pedagógica, por caso, el 65% de los alumnos de nivel primario que asisten a escuelas privadas se encuentra en condiciones óptimas de conectividad frente al 38% de las estatales que sólo logra conectarse a través del celular, valor que en el sector privado es de apenas el 8%.

Para corroborar aún más este dato, basta con decir que sólo el 25% de los hogares no tiene acceso fijo a Internet y un tercio de ellos donde viven niñas, niños y adolescentes que cursan en escuelas públicas primarias y secundarias carecen de recursos para la continuidad pedagógica.

“Es una catástrofe educativa”, asegura el investigador y profesor de Sociología Emilio Tenti Fanfani, para quien, con la falta de clases presenciales, “pierden los que antes ya perdían, los sectores más desfavorecidos” .

Los datos de la evaluación a docentes sobre la continuidad pedagógica son contundentes: en el nivel secundario el 40% de los docentes informó tener hasta 100 estudiantes a cargo, 32% entre 101 y 200, 22% entre 201 y 300, y 6% más de 300 estudiantes a cargo.

Además, casi la mitad de las y los docentes (46%) logró adecuar la propuesta de continuidad pedagógica en una y dos semanas, y alrededor del 30% desde el inicio.

Por otra parte, 20% de las y los docentes indicaron que la adaptación les llevó un mes aproximadamente.

Para Tenti Fanfani, “una elite de alumnos tienen reuniones por la plataforma Zoom dos horas por día y la brecha con las que no lo tienen se agrandará”, al tiempo que aseguró que “lo que más costará recuperar al sistema educativo son los adolescentes que habrán perdido el ritmo de aprendizaje”.

Fuente: El Día.


Lo más leído