WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Exclusivo para la Argentina

Isabel Burr: "La flor más bella" de Netflix en La Brújula 24

La dueña de los aplausos de la tercera temporada de La Casa de las Flores en una entrevista imperdible.

“La Casa de Las Flores”, sin lugar a dudas, marca tendencia en Netflix. Y en esa producción, hay un rostro que no pasa desapercibido: el de la bella Isabel Burr, que hoy habló con LA BRÚJULA 24.

En la piel de Virginia de La Mora en su adolescencia, la performance de la joven es una de las más seguidas de la trama. Y por supuesto, esa inmensa notoriedad alcanzada se siente. Pero nunca se distrajo, todo lo contrario.  Ya la habíamos visto como Adela Huerta Alba en Niñas Mal, o también como Begoña Juarez en la segunda parte de Señora Acero, sin olvidar a la otra Adela (en este caso Noriega, en el episodio “Todo el amor del mundo” de Luis Miguel la serie).

Fernando Quiroga, conductor de “Tal Cual es” el programa a través del cual la actriz conversó con la mesa de periodistas que incluía a Marta Rodríguez y Emanuel Olaya, comenzó la presentación de tan relevante representante de nuestras ficciones latinas de la siguiente manera: “¿Se puede ser tan linda, tan sexy y a la vez tan buena actriz?”. Y la cuestión, lejos de parecer una intro oportuna, marca claramente el paradigma que define a la azteca talentosa.

El carisma de la actriz es más que notorio; la construcción del perfil de la protagonista es un claro ejemplo de su capacidad; por momentos, nos olvidamos que está encarnando al personaje que había armado la gran Verónica Castro, por entender definitivamente que, la nueva Virginia; llegó para quedarse en los corazones y en las retinas de un público cada vez más numeroso.

Las series han logrado cambiar nuestra percepción de la finitud del drama en nuestras pantallas chicas; imaginensé el caso de esta actriz genial: estando nada más que 11 capítulos de un promedio de 28 minutos cada uno, sirvió para que la crítica global la entronice como una de las mejores actrices mexicanas de su tiempo, en el marco ya…de una serie inolvidable.  

Sincera y jovial, la artista habló de todo. Sus comienzos, su rebeldía, su carrera y hasta algunos datos que resultan, hasta ahora, increíbles.

Primero, Isabel contó que "me da mucho gusto hablar con Argentina, me encantaría conocer ese hermoso país". A modo de análisis, detalló la satisfacción que le genera trabajar en una serie con tanto alcance: "Lo que yo rescato es la unión cultural, me parece una forma espléndida de poder contar una historia. Conocer la vida de diferentes tipos de personajes".

"Me ha pasado de compartir con gente de Colombia o de Argentina, por ejemplo, y veo que todos tenemos una adolescencia con problemas similares. Es muy bueno que la gente vea que no hay fronteras que nos puedan dividir", dijo.

Y agregó: "Lo que me ha pasado con 'La Casa de Las Flores', al ver que ha llegado a tantos lugares, es que me pone feliz poder contar cómo se vive en México, me emociona mucho".

Por otra parte, en otro tramo de la entrevista, Isabel recordó sus inicios, cuando a los 19 jóvenes años decidió mudarse a Los Ángeles para ser actriz. Y vaya si lo logró. "Al momento no lo pensé tanto, tuve el apoyo de mis padres que es invaluable, pero a esa edad sientes que conquistas el mundo".

"Te enfrentas a los problemas de la independencia, a diferenciar la libertad y el libertinaje. Sin embargo, fue la mejor decisión de mi vida, los sueños no se pueden dejar de lado, hay que ser perseverantes. La pasé bien, otros momentos no tanto", sintetizó.

Y a modo de ejemplo, contó un episodio poco conocido. "Terminé en la cárcel por esa rebeldía de la edad. Me puse a trabajar de camarera y pude comprar un coche usado, era muy feliz. De repente me tomé unos cuantos tequilas porque me creía invencible, me puse a manejar y choqué. Eso fue un antes y un después en mi vida. Si no hubiera pasado por ese momento, hoy quizás no valoraría tanto las cosas que me pasan".

Consultada por el rol de los artistas latinos frente a los estereotipos del mercado anglosajón que han marcado tendencia desde siempre, expresó: "Claro que me enfrenté con eso cuando me fui a vivir Estados Unidos, era muy fuerte porque tenía que tener acento, pero a la vez me pedían que trabajara para dejarlo de lado".

"Lo que me pasó es muy raro, cuando me fui de México no quería trabajar en mi país, pero ahora he cambiado de parecer enormemente. Hay producciones enormes, preciosas y estoy abierta, incluso, a la posibilidad de irme otra vez a Los Ángeles. La mente cambia, las oportunidades se van dando para el actor".  Emocionada y feliz, la dueña de una sonrisa única en el streaming latino, agradeció a nuestro medio y expresó "espero que cuando termine esto - por la pandemia - pueda ir a visitarlos".

Lo más leído