WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

Escándalo en Claromecó con el hijo de un fiscal: "Lo quisieron matar"

Carlos Facundo Lemble apuntó contra el poder político y policial del vecino distrito de Tres Arroyos. "Estos delincuentes instalaron la versión de que mi hijo había violado la cuarentena".

Foto La Voz del pueblo

El fiscal Carlos Facundo Lemble se refirió en LA BRÚJULA 24 al escándalo que anoche involucró a su hijo en Claromecó, cuando luego de una serie de incidentes tuvo que abandonar la localidad escoltado por la policía.

Ocurrió luego de que el joven volviera de Brasil, lugar donde se encontraba trabajando desde febrero, pero un numeroso grupo de vecinos lo obligaran a irse por temor al coronavirus.

En diálogo con el periodista Germán Sasso, Lemble afirmó que "las autoridades que tenían que cuidar a mi hijo provocaron que casi lo lincharan".

"Él había estado de viaje de trabajo, tenía que quedarse unos meses más pero a raíz de la pandemia decidió volver a su casa. Cuando lo quiso hacer, las fronteras ya habían cerrado y entró en el programa de repatriación", remarcó el profesional.

Respecto de los trámites que hizo su hijo para poder regresar a su domicilio, sostuvo que "Migraciones lo autorizó a manejar de forma directa y cuando lo hizo, el Delegado le impidió el paso junto con la policía".

"Yo alquilo en Tres Arroyos porque estoy trabajando acá como fiscal, pero mi hijo hace 2 años que vive en Claromecó. Es desarrollador en programas de computadora y viaja mucho. Está dos meses en el exterior y otros dos acá", explicó.

Y comentó cuál puede haber sido la confusión inicial. "No actualizó el documento desde cuando estudiaba en Tandil, pero vive en Claromecó. Él declaró en Migraciones su domicilio real, le explicamos esto al Delegado, pero él ya había dispuesto el cierre del pueblo y le había avisado a mucha gente que iba a venir una persona de Brasil, por eso después no pudo echarse para atrás".

 "Mi hijo ingresó a la casa y posteriormente se generó un escrache por las redes sociales. Lo insultaron, amenazaron y le tiraron piedras. No le quedó otra que irse a otro lado. Ahora está resguardado en un lugar seguro".

Indignado, Lemble refirió que "tengo que protegerlo porque anoche es como que salieron a la caza de mi hijo. Voy a denunciar a las autoridades correspondientes para que se haga justicia. La responsabilidad política es del Intendente, pero la penal del Delegado y las autoridades policiales que permitieron que mi hijo estuviera detenido en forma ilegítima en la ruta".

"Ayer tuvo que dormir en una carpa, en medio de un monte. En su casa no puede entrar porque la policía no le garantiza la seguridad y los vecinos lo quieren linchar", sintetizó. 

En otro tramo de la nota, el fiscal habló del accionar del intendente Carlos Sánchez. Señaló que "apaña las actividades ilícitas de la policía", y afirmó que "estos delincuentes instalaron la versión de que mi hijo incumplió la cuarentena".

La nota completa:

Lo más leído