WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tras extender los plazos

Acreedores contra Kicillof: "Nos cantaron retruco con un cuatro de copas"

El plazo para pagar el bono Buenos Aires 2021 vence el próximo 31 de enero. Una opción es que los bonistas acepten patear el vencimiento, pero que la provincia pague un porcentaje del capital en efectivo.

Los tenedores del bono Buenos Aires 2021 (BP21), que vence el próximo domingo 26, se pusieron en contacto con el equipo del gobernador Axel Kicillof unos días después de saber los resultados de las PASO. Desde ese momento, la mayoría se agrupó en un comité y le advirtió al exministro de Economía que a menos de dos meses de asumir tendría que hacer frente al pago de US$277 millones.

"Perdieron el tiempo durante dos meses y después nos cantaron retruco con un cuatro de copas", señaló un miembro del grupo que negocia con el ministro de Economía bonaerense, Pablo López.

Por eso, los analistas económicos que siguen de cerca el proceso no entienden la estrategia de la provincia, que comunicó por una solicitada en los medios que no podía hacer frente al pago de US$250 millones de amortización del BP21 a menos de dos semanas de que venza, y que señaló después que, si los tenedores del 75% del capital no aceptan la postergación, Buenos Aires entraría en default.

Esa estrategia estuvo apoyada por el ministro de Economía, Martín Guzmán, que ofreció una conferencia de prensa un día antes de saber la respuesta de los tenedores del bono. "La provincia coordina con la Nación la estrategia, no es que se lanzó sola. Esperemos que haya voluntad por parte de los bonistas para tener una solución ordenada, porque si la solución termina siendo desordenada, se van a perjudicar todas las partes", indicó.

La advertencia de Guzmán no alcanzó para convencer a los acreedores, que no conocen el plan económico que tienen en mente la Nación y la Provincia. Así lo indicó el comunicado que mandó el comité, cuyos representantes no llegan al 75% del capital a postergar, pero sin ellos es imposible lograr ese umbral.

"La provincia ha llevado a cabo la solicitud de consentimiento en un plazo truncado, sin el beneficio de un proceso formal de identificación de tenedores de bonos, y en ausencia de un plan integral para la deuda de la provincia", dijeron en el comunicado. Aunque dejaron la puerta abierta para "entablar negociaciones de buena fe sobre la base de un plan económico sólido e integral".

¿Qué puede pasar de acá hasta el 31 de enero a las 17, fecha en que vence el nuevo plazo propuesto para que los acreedores den una respuesta? "Una opción es que los bonistas acepten 'patear' los vencimientos, pero que le pidan a la provincia que pague un 0,5% del capital que vence ahora en efectivo como un 'endulzante'. Algo similar le pidieron los acreedores a la empresa Clisa (del grupo Roggio) hace una semana, cuando solicitó postergar el vencimiento de una obligación negociable por US$270 millones. Ofreció pagar en efectivo el 0,5% del total y el 90,1% de los acreedores aceptó postergar el resto del vencimiento", explicó Sebastián Marill, economista de FinGuru.

Dada la urgencia, ahora las negociaciones contrarreloj serán principalmente con el comité. En caso de convencerlo, se generará el "momentum y la convicción" para sumar al resto de los bonistas. "Convencer al comité sirve para tirarse a la pileta y saber que hay agua", explicaron actores que son parte. Quedan ocho días para llenar la pileta y evitar agregarle más incertidumbre a una reestructuración nacional que ya de por sí es compleja.

(Fuente: La Nación)

Lo más leído