WhatsApp de Publicidad
Seguinos

reforma judicial

Alberto Fernández tras los pasos de los jueces en Comodoro Py

La consigna clave del Frente de Todos es que en el ámbito judicial “no pueden haber más Bonadios”. El Presidente la considera como una medida necesaria, ya que, para él lo que pasa en la Justicia Federal “es un estropicio”.

Alberto Fernández va en busca de la reforma judicial.

Desde el Frente de Todos que lidera Alberto Fernández ya dijeron que bregarán por una Justicia transparente e independiente del Gobierno tras haber acusado al Macrismo, en varias oportunidades, de armar causas y realizar persecusiones políticas y judiciales contra ex funcionarios que, incluso, hoy volvieron al poder, tal como es el caso de la líder del Kirchnerismo.

Ahora con su paquete de reformas, el sucesor de Macri busca quitarles poder a los magistrados de Comodoro Py, entre los que se encuentra Claudio Bonadio, juez federal muy asociado a la gestión anterior y señalado por haber intentado dejar a Cristina Kirchner tras las rejas pidiendo su desafuero en el Senado con el fin de encerrarla con prisión preventiva, como sucedió con muchos de sus ex funcionarios.

El Presidente considera la reforma judicial como una medida necesaria, ya que, para él lo que pasa en la Justicia Federal “es un estropicio”.

De hecho, el compañero de CFK pretende discutir su reforma judicial en las sesiones extraordinarias a las que convocó al Congreso para los próximos meses y poder avanzar de inmediato en la Justicia, actitud del peronista electo que no se salva de los cuestionamientos del porcentaje de los votantes que no lo apoyaron en las urnas debido a la liberación de varios ex funcionarios y empresarios estigmatizados como presos K.

Esto no es un dato menor, puesto que es uno de los motivos que llevó a Alberto Fernández tener que enfrentar una de las primeras manifestaciones en su contra desde que llegó a la Casa Rosada, tras la salida de Julio De Vido y Roberto Baratta del penal de Ezeiza para volver con sus familias a sus hogares.

Según trascendió, entre las pretensiones del jefe de Estado se encuentran los cambios en la Justicia, quiere que desde febrero ya haya un funcionamiento diferente en esta materia. La consigna clave del Frente de Todos es que en el ámbito judicial “no pueden haber más Bonadios”.

De poder lograr sus intenciones, el Primer mandatario contaría con un nuevo panorama en Comodoro Py y su funcionamiento, ya que la discusión de la reforma K en el Congreso necesariamente pasaría por la Cámara que conduce actualmente su compañera Cristina, con quien comparte pensamiento sobre la actualidad del fuero penal argentino.  

Fuente: Clarín / Minuto Neuquén


Lo más leído