WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Lo dijo Alberto Fernández

“Estamos ajustando sobre los que tienen una situación más holgada”

El presidente de la Nación aseguró que es “en beneficio de los que menos tienen”. Además, explicó el impacto de la Ley de Emergencia Económica.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió a la ley de Emergencia Económica y afirmó: “Estamos ajustando sobre los que tienen una situación más holgada en beneficio de los que menos tienen”.

El diario digital Infobae reproduce diálogo que el mandatario tuvo con el canal de noticias TN, desde el salón Eva Perón de la Casa Rosada. Fernández negó que el reciente paquete de medidas aprobado por el Congreso de la Nación se trate de un ajuste para la mayoría de los argentinos. “Si el concepto de ajuste es volver a poner orden en las cuentas públicas, lo estamos haciendo. Se trata de una ley que tiende a ser solidarios con los que menos tienen y volver a poner en marcha el aparato productivo. A diferencia de otros ajustes, este no está pagado por los que menos tienen, sino por los que mejor están: los que exportan, los que producen petróleo o metales, el campo, los que están en mejor situación con sus bienes personales”, detalló.

“Hay que pagar en la Argentina un plan para terminar con el hambre que va a costar alrededor de 100 mil millones de pesos”, graficó, además, sobre la situación crítica que atraviesa Argentina. En ese sentido, explicó: “Ordenar las cuentas públicas es el ABC de un buen Gobierno y eso efectivamente lo estamos haciendo, pero sin apretar a los que menos tienen”.

“La clase media se va a ver beneficiada con esto porque cuando nosotros lleguemos a los 100 mil millones de pesos para que los más pobres compren alimentos, el que vende alimentos en un supermercadito o en un almacén va a recibir recursos que antes no tenía”, sostuvo sobre el sector más afectado por la sanción de estas medidas. “No es verdad que el ajuste está sobre la clase media, está, si ustedes quieren, sobre los que gastan dólares en el exterior o para viajar, pero la verdad es que este problema no lo iniciamos nosotros”, agregó sobre otro de los puntos más cuestionables de la ley de Emergencia Económica, que es el referido al impuesto al dólar para atesoramiento y para compras en el exterior con tarjeta. “Hay que terminar con cierta cultura argentina que cree que tiene un cierto derecho humano a comprar dólares”, enfatizó. Y enseguida buscó generar empatía: “Hay que entender que la economía macro no permite que los dólares se sigan usando en cuestiones que son muy válidas, pero que hoy hay otras urgencias”.

"Si queremos hablar en términos capitalistas, lo que le pasa al país es que se quedó sin un bien preciado que se llama dólar. Entonces cuesta muy caro y tenemos que cuidarlos muchísimos porque con esos dólares nosotros tenemos que, entre otras cosas, pagar insumos que se necesitan para seguir produciendo”, explicó sobre las nuevas normativas sobre el tipo de cambio. “Queremos que se entienda el por qué cuidamos los dólares: porque no hay más, porque se fueron todos, porque entraron 70 mil millones de dólares que se fueron por la otra ventanilla y no quedaron en la Argentina. Esa es parte de la deuda que estamos pagando”, justificó.

Con respecto a las críticas de la oposición hacia el paquete de medidas, Fernández aclaró: “Nunca me enojé con la palabra ajuste. A mí lo que me preocupa es que se entienda qué estamos ajustando. Es otra cosa que hay que aclarar porque se las han pasado hablando de congelamiento de las jubilaciones y no es cierto". "En diciembre todos los jubilados recibieron un aumento cercano al 9% y en marzo todos recibirán otro”, añadió sobre la suspensión de la movilidad jubilatoria por 180 días.

RELACIÓN CON EL CAMPO

Alberto Fernández buscó llevar tranquilidad al sector tras haber discutido el impacto de las medidas: “No quiero desalentar al campo, por eso les he garantizado que los pequeños productores, esta vez, tendrán un sistema de reintegro que no les haga pagar como los hizo pagar en otro tiempo la 125. Yo de la 125 aprendí, a mí dos veces no me pasa. Dos veces no cometo el mismo error”, sostuvo con autocrítica sobre la gestión anterior del kirchnerismo.

“El campo no es un problema para nosotros, tiene que ser parte de la solución, y lo es. Ellos no tienen que ver un agresor en el Gobierno, tienen que ver un socio que los ayude a producir y exportar porque es lo que necesita la Argentina. En el contexto fiscal en el que estamos les estamos pidiendo un esfuerzo tal vez mayor del que esperaban, pero es un esfuerzo en fin”, concluyó al respecto.


Lo más leído