WhatsApp de Publicidad
Seguinos

saturados por la pandemia

Explican por qué se demora la entrega de los certificados de defunción en Bahía

Desde la empresa Bonacorsi admitieron un colapso del sistema que integran junto a médicos y Registro Civil. Y afirmaron que en mayo de 2019 hubo 240 fallecimientos, mientras que el mismo mes de este año fueron 400.

Oyentes y lectores de este medio se comunicaron en los últimos días con más frecuencia para dar cuenta de la demora en la entrega de los certificados de defunción que se viene registrando en Bahía Blanca, lo que genera aún más angustia entre los deudos que deben lidiar con el dolor de tener que despedir a un ser querido.

Roberto Schwenzel es el gerente del Grupo Empresario Bonacorsi y, en diálogo con LA BRÚJULA 24, describió el estado de saturación que atraviesan: “Hay tres patas: la parte de salud, nosotros que somos intermediarios y el Registro Civil. La pandemia es la principal responsable, hay personal diezmado con burbujas al 50% del plantel, médicos agotados que pueden cometer un error y confeccionan mal los certificados y las chicas del Registro Civil que tienen que ser muy rigurosas, por eso los trámites van para atrás. Situaciones más que atendibles”.

“Todo se hace de manera digital y se hacen ocho documentaciones por persona fallecida. Es un combo que demora todo el proceso, más si tomamos en cuenta que tenemos más personas fallecidas que subieron un 55% más con la pandemia, por personas que sufrieron coronavirus, o bien aquellas que dejaron de atenderse otras patologías”, explicó Schwenzel, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Consultado sobre las estadísticas desde el punto de inflexión que marcó un cambio de paradigma en la vida de las personas, detalló con un valor escalofriante: “En mayo de 2019 teníamos 240 fallecimientos y en el mismo mes de este año son 400, de los cuales Bonacorsi hizo 108 velatorios por decesos por Covid. Gracias a Dios no tuvimos bajas por la enfermedad, aunque sí contagios y aislamientos”, al tiempo que confirmó que trabajan en tándem con la empresa Ferrandi Servicios Sociales.

“Entiendo totalmente a las familias que necesitan llevarse el certificado de defunción y es primordial que lo hagan pero también nosotros necesitamos terminar cada proceso. Antes demorábamos 72 horas, ahora 20 días. Tomé personal nuevo, pero no hay una universidad del funebrero. Tengo tres personas ocupándose del tema registro civil, de las cuales solo una sabe bien el trámite y las otras dos aprenden lo más rápido posible”, concluyó, admitiendo la dificultad del problema.


Lo más leído