WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Volver a empezar

Un incendio lo dejó sin nada, pero gracias a la ayuda de sus vecinos reabrió su verdulería

Mauro es dueño del puesto de frutas y verduras ubicado en la esquina de las calles Zelarrayán y Fortinero, que semanas atrás terminó totalmente consumido por las llamas luego de un incendio causado intencionalmente (hubo un detenido).

Cuando todo hacía prever que podía bajar los brazos, el hombre lejos estuvo de hacerlo y desde el pasado lunes está trabajando nuevamente. Gracias, también a la solidaridad de los habitantes del sector que le dieron una mano.

"Fueron dos semanas desde que pasó lo del incendio, laburando a pleno, preparando todo desde cero porque no había quedado nada. Gracias a la ayuda de la gente que nos donó pintura que les había sobrado, herramientas, pudimos volver", reflexionó esta mañana en LA BRÚJULA 24.

Y agregó: "La verdad que no podíamos quedarnos con los brazos cruzados y teníamos que volver a abrir. Lo importante era eso, es mi fuente de trabajo y también tengo chicos trabajando que no se podían quedar sin nada. La verdulería es del barrio, es muy querida por todos".

"Los vecinos me sorprendieron, nos dieron mucha fuerza, desde el día después nos ayudaron", cerró.

Imagen de archivo: así había quedado todo tras el paso de las llamas.

Lo más leído