WhatsApp de Publicidad
Seguinos

tendencia global

El fenómeno “Luismi” y las implicancias en el mundo pop

La segunda temporada de la biopic del gran referente mexicano, ha superado enormemente las expectativas a nivel mundial.

Diego Boneta, en una caracterización única.

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24

El que crea que una serie solo es una serie, está más que equivocado. Cada producto audiovisual (en realidad cada fruto que se piensa y ejecuta para un consumo popular determinado) supone una sucesión de estudios previos, que incluyen, por ejemplo, el índice de aceptación que tendría en la audiencia, antes de salir al aire. Imaginemos las sumas de dinero que se mueven; los productores ejecutivos (o sea, los que ponen la plata) necesitan tener certeza, o por lo menos una aproximación, del éxito del producto en el que invierten, por lo tanto, muy pocas cosas en el Mundo Netflix están libradas al azar.

Si bien la primera temporada de Luis Miguel: la serie había sido un boom sin precedentes, muy poco se sabía de la secuela y la proyección de su rating. El punto era muy claro; la primera temporada contaba con un antagonista de lujo, el personaje de Luisito Rey, padre de Luis Miguel, responsable de su éxito y también artífice de una oscura trama paralela que, no solo incluiría desmanejos fiscales sino también (y tristemente) la desaparición de su esposa y madre de El Sol de México, la modelo italiana Marcela Basteri. En este marco expuesto, el debut de la serie fue imbatible.

La segunda temporada, en dos líneas de tiempo que saltan entre 1994 y 2005, nos muestran al exitoso cantante frente a la consolidación de su éxito y la definitiva consagración de su carrera. Otros tópicos pueblan la trama: la relación del Astro con su hija Michelle Salas, la salud de su manager argentino Hugo López, la posibilidad del dueto con Frank Sinatra, y el despampanante mundo de egos y luchas internas de sus administradores y agentes.

Como fuere, el producto que se entrega domingo a domingo a las 09:00 de la noche Hora Atlanta (22:00 Argentina) en Netflix, cada semana deja un suceso rutilante de taquilla. La serie es tendencia y lidera las marquesinas virtuales de más de 180 países alrededor del mundo. El mundo vuelve a consumir de manera masiva y concreta, productos musicales de hace más de veinte años, del gran cantante mexicano.

Te extraño, el insigne bolero de Armando Manzanero, se volvió a transformar en tendencia ayer, a partir de su inclusión en el capítulo estrenado hace dos días. Si eso no es un triunfo desmedido, y un hito en el mundo del pop actual, personalmente no creo que otra cosa lo sea. Lo cierto es que Luismi, desde su suite en el Downtown de Miami, sigue, día a día, transformándose en referente mundial del mundo latino.

Más que merecido.


Lo más leído