WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En la Plaza Rivadavia

Marcha por el 8M: "No hay nada para festejar, es un día de lucha y reflexión"

Verónica Bajo, referente del movimiento feminista bahiense, mencionó que "faltan políticas públicas serias y recursos económicos" para evitar que haya más femicidios en el país.

Cientos de mujeres, junto con representantes de diferentes agrupaciones de la ciudad, se reunieron esta tarde en la Plaza Rivadavia para realizar una marcha en el marco del 8M.

Recordar a las víctimas de femicidios y pedir cambios estructurales, además de mayores recursos económicos para políticas de género fueron parte de los reclamos escuchados durante esta jornada de reflexión y lucha.

"Es un día muy importante a nivel mundial. Si bien hay muchos reclamos que se han ganado a lo largo del tiempo, mediante el sacrificio y la lucha de muchas mujeres, todavía queda mucho camino por recorrer", mencionó Verónica Bajo, referente del movimiento Desbandadas, en diálogo con el móvil de LA BRÚJULA 24.

La representante del feminismo recalcó que en el país se lamenta un femicidio cada 22 horas y que se necesita otro tipo de respuestas estatales para no seguir lamentando víctimas.

"Bahía Blanca no escapa a la realidad nacional. Faltan políticas públicas serias para pelear contra este flagelo. Por eso, lo que pedimos son recursos y capacitación feminista en cada uno de los lugares donde la mujer deba ser asistida y asesorada. De otra manera, estas cifras no se van a reducir", explicó.

Para Verónica, los asesinatos de las mujeres están relacionados con "un problema cultural histórico" y que tiene que ver con el "patriarcado". "Hay mucho aparato y mucha estructura preocupada en este tema, pero que termina fallando a la hora de proteger a las mujeres que después son víctimas de femicidios", dijo.

Para Bajo, hoy "no hay nada que celebrar", ya que es un día "de lucha y reflexión". "Invitamos a todos a pensar en que somos sujetos de derecho, que tenemos el derecho a vivir la vida sin violencia y con igualdad de oportunidades. Esta opresión estructural en la que vivimos se torna ya inaguantable", completó.


Lo más leído