WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En Buenos Aires

Destrozos y heridos en la UTA: un grupo disidente tomó el control del edificio

"Si suben los mato a fierrazos", dijo Roberto Fernández, presidente de la Unión Tranviarios Automotor. El conflicto lo generó un grupo de la empresa Grupo Dota SA.

Un grupo de choferes de colectivos que trabajan para la Empresa Grupo Dota SA generó graves incidentes en la sede de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Buenos Aires luego de que el secretario general del gremio, Roberto Fernández, descalificara el paro y los cortes en los puentes La Noria, Pueryrredón y Alsina que realizaron en forma sorpresiva cerca del mediodía.

Los choferes, que pertenecen a una facción disidente a la que conduce Fernández, tomaron el edificio, rompieron vidrios y destrozaron las oficinas. El secretario general se encontraba en ese momento dentro de las instalaciones y tuvo que atrincherarse en el techo para evitar ser lastimado.

En la puerta del lugar hay una fuerte presencia policial y 7 unidades del SAME. Efectivos de Infantería de la Policía Federal llegaron a la sede para evitar que haya una toma completa del lugar y que se acentúen los incidentes, pero para el momento en que arribaron la situación estaba descontrolada.

Los choferes que protestaban se subieron al techo de la sede, colgaron banderas y cantaron contra Fernández. Dos horas antes, en uno de los cortes que llevaban adelante, habían adelantado que estaban en contra de la conducción del actual secretario general y que pedían que se realicen elecciones.

Como consecuencia de los incidentes hay, por lo menos, 8 heridos. Seis de ellos están internados en el Ramos Mejía. Otro está internado en el Hospital Pena mientras que uno de los más comprometidos tiene una herida de arma de fuego.

“Me está pasado esto porque no quiero lastimar a nadie. No es que no me puedo defender. Me estoy peleando con los míos para que no nos defendamos. Se metieron el gremio y me tomaron hasta el piso 4. Me rompieron todo”, explicó el secretario general del gremio.

“Yo voy a resistir, si suben al techo los mato a fierrazos", amenazó Fernández al tiempo que exigió la intervención de la policía para controlar la situación en la puerta del gremio. "Que la policía venga a rescatar a la gente, a mí no, yo soy el capitán, dejame para lo último, acá hay muchos empleados que no tienen nada que ver, nosotros no somos patoteros”, agregó.

Walter Fernández, uno de los delegados que forma parte de la oposición dentro de UTA, aseguró que “el paro va a seguir hasta que Roberto Fernández se vaya del sindicato”. Además, sostuvo que esta situación la van a resolver “los trabajadores” porque son ellos quienes “controlan el sindicato".

Lo más leído