WhatsApp de Publicidad
Seguinos

“Bailar para el diablo”

La historia de la secta de tiktokers que es furor en Netflix

La docuserie cuenta el caso de varios bailarines con millones de seguidores vinculados a una iglesia encabezada por el pastor Robert Shinn, a quien acusan de abuso sexual.

¿Cuántas veces al día abrimos TikTok y vemos bailarines haciendo coreografías virales? Muchas, ¿verdad? Pero lo que jamás imaginaríamos es que detrás de algunos de esos videos podría haber una secta. Así lo revela la docuserie de Netflix “Bailar para el diablo: la secta de 7M en TikTok”, que expone el calvario de bailarines cooptados por el pastor estadounidense Robert Shinn, líder de la Iglesia Shekinah.

Robert Shinn, dueño de una productora audiovisual en Los Ángeles, prometía a los bailarines novatos dinero, fama y un lugar donde vivir. Una oferta tentadora, ¿no? Sin embargo, tras aceptar, estos influencers comenzaron a alejarse de sus familias, compartían en redes que leían la Biblia y actuaban según los sermones de Shinn.

Robert Shinn, creador de la Iglesia Shekinah y de 7M (Foto: Netflix)

La primera en notar que algo no andaba bien fue Melanie Wilking, quien subía videos a TikTok junto a su hermana Miranda Derrick. Sus videos acumulaban millones de visualizaciones. Todo cambió cuando Miranda comenzó a salir con James “BDash” Derrick, un miembro de 7M, y en marzo de 2022, él las invitó a una cena en casa de Shinn. La velada tomó un giro extraño cuando Shinn dijo a una de las presentes que, si moría en ese momento, iría al infierno, y procedió a “sanarla”.

Melanie y Miranda Wilking.

Entre los bailarines captados por Shinn están Miranda Derrick, James “BDash” Derrick, RainO, y Vik White. El documental también incluye testimonios de exmiembros como Kylie Douglas, Kevin “Konkrete” Davis, Aubrey Fisher-Greene y Kailea Gray, quienes revelan las tácticas manipuladoras de la secta.

Entre los bailarines captados por Shinn están Miranda Derrick, James “BDash” Derrick, RainO, y Vik White. El documental también incluye testimonios de exmiembros como Kylie Douglas, Kevin “Konkrete” Davis, Aubrey Fisher-Greene y Kailea Gray, quienes revelan las tácticas manipuladoras de la secta.

Robert Shinn es el CEO de 7M Films Management Company y pastor en la Iglesia Shekinah. Pese a que asegura que la productora y la iglesia funcionan de manera independiente, exempleados acusan al hombre de comportamiento manipulador. Shinn describe a Shekinah como “un pequeño y unido grupo de creyentes cristianos comprometidos a expandir el mensaje de la religión mediante el estudio y la extensión religiosa pacífica”.

Robert Shinn en la actualidad.

Actualmente, poco se sabe sobre el paradero de Shinn, quien vive en Los Ángeles con su hijo Isaiah. En respuesta al documental, 7M emitió un comunicado al Daily Mail negando las acusaciones de la familia de Miranda Derrick. “A pesar de las afirmaciones de su familia, Miranda es una empresaria exitosa y una esposa e hija amorosa que se preocupa mucho por su familia”, señala el comunicado. “Es patético y despreciable convertir sus asuntos familiares privados en un escándalo público por clics e influencia”.

Aunque Shinn no enfrenta cargos criminales, ha sido demandado por cinco personas por abuso sexual y trabajo forzado, con el juicio programado para 2025. La verdad detrás de esta oscura trama sigue siendo objeto de controversia y fascinación, dejando a muchos preguntándose sobre los límites de la fama y el poder en la era digital.


Con información de TN

Lo más leído