WhatsApp de Publicidad
Seguinos

inseguridad

Triste relato de un bahiense al que le desvalijaron y prendieron fuego su casa en Monte Hermoso

Rubén Aldacour siente un profundo dolor, mezclado con indignación, luego de que el sueño de toda su vida se viera trunco. Sin embargo, más allá del shock que le produjo el hecho de que le desvalijen su casa de veraneo en Monte Hermoso y se la prendan fuego, el vecino bahiense es consciente del contexto en el que la pandemia hace estragos y se apoya en eso para seguir de pie y no bajar los brazos.

"El domingo me avisaron que se veían manchas negras en las paredes, como si hubiese sucedido un incendio. A esa persona le pedí por favor que se acerque e ingrese al domicilio. Cuando me volvió a llamar me relató un panorama desolador. Llamé a Bomberos y Policía, viajé de inmediato y me encontré con algo que nunca hubiese imaginado", comenzó con la crónica en LA BRÚJULA 24 de un día que jamás olvidará, a partir del desastre en la vivienda ubicada en Río Tunuyán 931.

Luego, al momento de cuantificar las pérdidas, detalló en el programa "Vive Cada Día" que: "Las ventanas están explotadas, la perfilería que sostiene al techo quedó doblada, las chapas levantadas, se cocinaron los tornillos y pernos. En la búsqueda minuciosa de lo sucedido, en el interior del inmueble encontré que me robaron todos los sanitarios, las canillas. Se llevaron una heladera, un freezer. Un panorama desolador porque vi tirado el esfuerzo de toda una familia".

Inmediatamente analizó que los delincuentes trabajaron durante dos días y no sale de su asombro por el hecho de que nadie haya visto nada: "Si bien existe una falta de empatía muy grande, no quiero confrontar. La casa es una inversión que comencé con mi familia hace tres años, teníamos el terreno y la fuimos haciendo de a poquito. Estaba habitable y solo le faltaba bajar el techo, pero tenía todas las comodidades. Lamentablemente me tocó esta desgracia".

"Es la primera vez que soy víctima de un robo en 58 años de vida. No puedo creer que no se pueda contener a 10 o 20 personas que están fuera de la ley, que no exista una decisión política o judicial para hacerlo. Cuando llegué el domingo, estaba el subcomisario y un oficial de Policía y me hizo una pregunta que me dolió: me preguntó si tenía enemigos. Soy empleado de comercio y solo pongo el despertador a las 7 para ir a laburar".

Por último, luego de ponderar el acompañamiento que le brindó el secretario de Gobierno montermoseño, Hernán Arranz, cerró destacando: "Son chicos que como ven en las películas, prenden fuego para borrar las huellas. A nivel familiar decidimos dar de baja el medidor de la compañía eléctrica, pagaré lo que corresponda y daré de baja también el servicio de televisión por cable. Es un lindo lote, Monte Hermoso no merece ser criticado por estas acciones".


Lo más leído