WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Nos guste o no

Desenmascarados ante el Mundo

La Nonagésima tercera entrega de los Oscars se va a llevar a cabo “lo más bien”; pero los barbijos, entran en los bolsillos…

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24

Este domingo 25 de abril, como ya lo habíamos adelantado oportunamente, los Oscars vuelven a brillar. Lo paradójico (quizás lo transgresor, y créanme que ya está levantando polvareda a nivel mundial) es que la ceremonia se realizará sin barbijos.

Tal cual como lo anunciamos, será presencial y, aunque no multitudinaria, respetará la mística de las entregas habituales. Nada hará temblar a La Academia de Artes y Ciencias de Hollywood, los Academy Awards parecen ser más fuerte que la pandemia. Asimismo, vale aclarar que hay un protocolo muy riguroso para el ingreso: cada participante (no solo los nominados, sino todo el staff) deberá someterse a tres pruebas de COVID, 72 y 48 horas antes, además del control de temperatura el día de la entrega.

La hiperpopular revista Variety, que había adelantado que quizás parte de la ceremonia se desdoble a Union Station (el grueso, como siempre se instalará en el Dolby Theatre) dejó deslizar que existe una gran posibilidad de que, en esa locación, se desarrolle la puesta en escena al aire libre.

Como fuere, el encuentro con máscaras queda descartado, aunque los concurrentes sí deberán usar barbijo cuando estén fuera del aire, o también fuera de plano en las cámaras. Un claro ejemplo de esto, es el tiempo durante los comerciales. No es un dato menor establecer que la capacidad máxima de audiencia permitida, será de 170 personas, y que los protagonistas de la ceremonia rotarán entre los descansos. El fin de esta medida, es que todos cuantos tengan que participar activamente, puedan hacerlo sin riesgo.

Muchos han especulado con que fue un falso anuncio, sin embargo, ya cobró veracidad y vigencia de trending topic. ¿Y vos? ¿Estás de acuerdo con que no usen protección?


Lo más leído