WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Entre inconformistas y defensores

¿Era mejor el cine de antes que las nuevas producciones?

Los pro efectos, dicen que hoy vivimos en un estado ideal al respecto. En la vereda opuesta, los defensores de las viejas películas, niegan al cine actual por considerarlo vacío; aseguran que la actuación era mejor “allá lejos y hace tiempo”.

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24

¿Qué cine era mejor, el de antes o el de ahora? Todas las respuestas estarán teñidas de la impronta individual, y también de lo que le dicte a cada uno, su edad y su relación con el Séptimo Arte. Claramente, con esto no quiero decir que, los adultos vayamos a hablar bien y únicamente de nuestra época, todo lo contrario; a veces la óptica del ayer nos permite valorar más las libertades creativas de un hoy sin determinismos, y con más pluralidad.

Sea como sea, parece que hay estudiosos (de bastón y monóculo, por supuesto) que aseguran que las capacidades creativas de los nuevos realizadores están acabadas, que los nouvelles directores apelan a los EFEX para cubrir desmanes insustanciales, productos a su vez, de guiones vacíos.

Como estas opiniones en realidad, son solo una postura; no mueven el amperímetro de las tendencias reales, sin embargo, no es menor reconocer la incidencia retro en la moda; ¿será justamente por esta falta de creatividad referida o simplemente una postura estética de mercado?

Los acérrimos defensores de Casa Blanca, dicen que Humphrey Bogart no tiene par; al igual que los cultores del Drácula de Lugosi, oponiéndose a las mil y una nuevas versiones vampíricas de la industria. Los amantes de la vieja saga de Star Wars, despotrican contra las secuelas y precuelas de la misma, en una danza de disconformidad que parece no tener fin. ¿No será que asocian esos procesos estéticos de ayer (sí, porque eso es el cine, un proceso estético) con fuertes vivencias propias, y esto les hace perder cierto oxígeno en el juicio?

Definitivamente es una disquisición interminable. Afortunadamente, no dirime ni copas ni campeonatos, pero sí puede llegar a torcer la expresión de consumo; falaces apotegmas, determinantes de falaces legitimidades.

Ya Ernesto Sábato le hace decir a Juan Pablo Castels en El Tunel, lo contrario del dicho popular. El Poeta que mató a María Iribarne, asegura en las páginas del clásico mencionado que “Todo tiempo pasado fue peor”, ¡y eso que lo escribió hace tiempo!

Y ustedes, ¿qué opinan?


Lo más leído