WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló gustavo segré

"Biden encarna a la izquierda americana que no tiene nada de populista"

El reconocido politólogo y analista internacional analizó la incidencia del cambio de mando en Estados Unidos. "A Trump lo sepultó la pandemia", sostuvo.

Desde la imponente ciudad brasileña de San Pablo, el prestigioso analista internacional y politólogo argentino, Gustavo Segré, evaluó la incidencia que puede llegar a tener la impronta de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos y evaluó cómo puede impactar su gestión en el país.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, Segré recalcó que "En términos absolutos, para Argentina es mejor Biden que Trump y es indiscutible, porque este último tiene una política contra el populismo. En términos relativos no cambia demasiado porque cualquier izquierda americana está mucho más a la derecha que cualquier derecha argentina. El flamante presidente electo es de izquierda americana, no rusa o venezolana. Tiene una identificación con lo social, pero recordemos el gobierno de Obama en el que no dejó de existir el capitalismo. No será un gobierno socialista en Estados Unidos".

"En la negociación con el FMI tampoco cambia nada. El país no determina políticas de este ente. Si yo soy mal pagador, no me van a salir de garante con los antecedentes argentinos. Que Biden sea algo más de izquierda no significa que sea idiota, no va a aceptar que le transfiera el problema a ellos. La Cancillería argentina no puede hacerle advertencias a un gobierno que todavía no empezó a gestionar. Cómo el canciller argentino le marca la cancha a Biden, no puede ser en serio, es joda", enfatizó quien tiempo atrás estudió al detalle el caso de corrupción Lava Jato, que involucra, entre otras empresas, a Odebrecht.

Para saber cómo será la relación del país norteamericano con el resto del globo terráqueo, consideró en el programa "Tal Cual Es" que "hasta que no se conozca la política internacional de Biden, más allá de lo que haya dicho en campaña, es difícil saber objetivamente cómo se desempeñará en ese ítem. Las relaciones con el mundo en la época de Trump es variable según a quién le preguntes, porque hubo sectores a los que le fue mejor que a otros. El nuevo presidente no se va a salir del neoliberalismo que tiene como principio rector a Estados Unidos, pero va a negociar de forma más criteriosa respecto a su antecesor".

"Trump fue un experimento americano que podría haber funcionado bien si no era por la pandemia y, por ende, la situación económica. Lo que manda es el bolsillo, más allá de cualquier ideología, sea el país del mundo que sea. Cuando se generan expectativas que no se cumplen surge un problema que tiene que ver con el poder adquisitivo de quienes votan. Inclusive, no perdió por tanto en función de lo que se esperaba", cerró Segré.

Lo más leído