WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La víctima desmiente al remisero

“No podía no saber lo que estaba pasando”

Robaron en su casa dos veces en un mismo fin de semana. Sus vecinos vieron el auto de alquiler llevando a los ladrones. Y él no cree en las excusas de la persona que manejaba ese auto. “Se quedó esperando afuera con las luces apagadas”, señaló.

Jorge Lezcano, víctima de un doble robo en su vivienda de calle Río Atuel 2498 de Vista Alegre, volvió a hablar esta mañana con La Brújula 24. Pero esta vez, fue para desmentir al remisero vinculado a esos hechos que, también en contacto con este medio, negó su participación.

En concreto, lo que dijo el transportista es que no sabía lo que estaban haciendo las dos personas que subieron a su auto y que fueron hasta el domicilio de Lezcano para robar. Según sus dichos, pensó que todo el alboroto que se generó podría explicarse por “un ajuste de cuentas”.

Pero el damnificado no le cree. Y tiene sus motivos. “Realmente, por todo lo que sucedió y lo que vieron los vecinos, creo que no tiene forma de decir que no tiene nada que ver. Y más, siendo ex policía. No puede no saber lo que estaba pasando”, refirió.

Y agregó: “Siendo una persona de bien, si ves que está pasando algo raro, no te involucrás. Ni en un ajuste de cuentas ni un robo. Yo no le creo, el segundo día, cuando se hizo la filmación, sí me robaron un televisor que arrancaron de la pared, es imposible que este hombre no supiera que estaban robando, lo vieron los vecinos”.

“El día que me lo encontré en la Comisaría me dijo que no él había visto el televisor, pero mis vecinos lo vieron cuando conversaba con uno de los delincuentes en el auto, con todas las luces apagadas, esperando al otro que estaba adentro de mi casa. Me parece un poco sospechoso”, dijo.

“Otra cuestión es que se escapó del lugar, recorrió varios lugares y en lugar de ir directamente a una comisaría, prefirió escaparse e ir escondiéndose con el taxi, llevando a estos tipos por varios lugares. Tiene responsabilidad, es imposible que no se diera cuenta de lo que estaban haciendo”. Además, explicó que ahora vive con miedo por los contactos y la experiencia de Arroyo. “Creo que tienen los movimientos estudiados de mi casa, yo solo quiero continuar con mi vida”.


Lo más leído