WhatsApp de Publicidad
Seguinos

del caño en la brújula 24

“Las patentes de las vacunas son un bien de la humanidad y deben ser liberadas”

El diputado del FIT criticó a los laboratorios más poderosos y al Estado nacional: “Están cometiendo un crimen”.

El diputado nacional del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Nicolás Del Caño expuso esta mañana en LA BRÚJULA 24 su idea con relación a uno de los temas que genera controversia en la opinión pública y que pone en tela de juicio la verdadera intención a nivel mundial de ponerle fin definitivamente a la pandemia.

“No se liberan porque es un negocio de los grandes laboratorios del mundo que, a partir de tener los derechos de propiedad intelectual de las vacunas hacen enormes ganancias e impiden que se puedan fabricar a gran escala. En Argentina se podrían producir, sin necesidad de que exista esta cuestión. Astrazéneca se apropió de la investigación científica de laboratorios públicos y fue financiada por el 97% por el estado británico, lo mismo ocurrió con Moderna y Estados Unidos”, mencionó Del Caño, en el inicio de su charla con el periodista Germán Sasso.

Y lo ejemplificó con un número aterrador: “De 18 laboratorios farmacéuticos del mundo que investigaban enfermedades infecciosas, 16 dejaron de hacerlo porque no era rentable. Esto se podría haber evitado si se desarrollaba la investigación científica previamente. La provisión de la vacuna está asegurada para países ricos y no para la mayoría del mundo donde muchos estados no tienen ni una. La Casa Blanca ahora dice que va a estudiar liberar las patentes, después de un año donde hubo millones de personas contagiadas y fallecidas”.

“Hay un ejemplo de hace 70 años con la polio, cuando el laboratorio fue consultado sobre si la iba a patentar, se negó rotundamente: ‘cómo voy a patentar el sol’, respondió. No liberar las patentes de las vacunas es un crimen. Argentina podría haber actuado diferente”, sentenció el dirigente que fuera candidato a presidente en 2019.

Luego, el propio Del Caño criticó al oficialismo: “Ahora hay algunos sectores que empiezan a hablar del tema, pero nosotros presentamos proyectos para que el país alce la voz inicialmente. No creo que nadie en Argentina tenga muy presente lo que hizo Alberto Fernández por el tema vacunas porque no hizo nada. En febrero, Ginés González García me dijo que era extremista nuestra propuesta”.

“Hay un laboratorio en Garín, a 30 kilómetros de Capital, donde se fabrica el principio activo de la vacuna de Astrazéneca que debe envasarse en México y volver a Argentina cuando el laboratorio se comprometió a entregar más de 22 millones de dosis y el país pagó el 60% del total y no llegó ni una sola. Las que arribaron fueron por el acuerdo Covax, que se producen en India”, sostuvo en otro segmento de la entrevista radial.

Sobre las medidas legislativas que tomó su espacio, detalló: “Planteamos la necesidad de que la vacuna se declare de utilidad pública para que todo el proceso de producción se termine acá. Hay más de 200 profesionales y científicos que coinciden que Argentina tiene la capacidad de fraccionar y envasar las vacunas. Hay laboratorios públicos y privados para hacerlo. Incluso, el país se especializa en hacerlo. Eso aceleraría el proceso para terminar la pesadilla de la pandemia”.

“Nunca tuvimos acceso a los contratos y exigimos que se hagan públicos. La Ley que se votó en el Congreso el año pasado era a la medida de los laboratorios porque cualquier problema por efectos secundarios de la vacuna significaba un litigio en tribunales extranjeros. Son leyes favorablemente obscenas a laboratorios extranjeros. Si se liberan las patentes, en un año tendríamos inmunidad de rebaño a nivel mundial”, finalizó Del Caño.


Lo más leído