WhatsApp de Publicidad
Seguinos

“Dentro de la ley, todo; fuera de la ley, nada”

Dura advertencia del Gobierno a sectores de la Bonaerense que motorizan protestas

La frase fue dicha por el gobernador Axel Kicillof. Berni afirmó que “están disputando una caja millonaria”.

El Gobierno bonaerense salió con los tapones de punta contra sectores de la Policía provincial que están motorizando protestas en reclamo de mejoras salariales y laborales.

Según publica el diario El Día de La Plata, en ese marco, el gobernador Axel Kicillof advirtió a los efectivos que “dentro de la ley todo, fuera de la ley nada”, al referirse a que las eventuales movilizaciones de la fuerza de seguridad carecen de marco legal. Además, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, lanzó que quienes empujan los reclamos “están disputando una caja millonaria”.

Así, la Provincia cruzó con dureza las convocatorias que se vienen realizando a través de las redes sociales para que efectivos de la Bonaerense se concentren en distintos puntos de la Provincia para reclamar aumentos de sueldos.

La reacción oficial se produjo luego de que el malestar policial se profundizara tras la decisión de Berni de separar de la fuerza a unos 400 efectivos que participaron de las protestas de septiembre del año pasado. La convocatoria a concentrarse hoy en distintos puntos de la Provincia seguía en pie, aunque varios sectores que habían participado del anterior reclamo no estaban adhiriendo.

KICILLOF PORMETIÓ MEJORA EN LO SALARIOS

En ese contexto, Kicillof dijo que “en medio de la pandemia anunciamos la equiparación de los salarios con los sueldos federales. No es que lo dijimos, lo realizamos y nos propusimos un camino de recuperación salarial”, destacó al participar de un acto de entrega de 30 camionetas blindadas y 10 motos que servirán para reforzar las tareas de patrullaje y prevención del delito en Florencio Varela.

En ese sentido, el mandatario añadió: “Va a llevar tiempo, pero vamos a equiparar salarios. Estamos haciendo lo que prometimos. Solo les pedimos la misma conducta a nuestra fuerza policial. Dentro de la ley, todo. Fuera de la ley, nada”.

Kicillof se refirió así a la medida adoptada ayer por Seguridad al desafectar a más de 400 agentes de la Policía provincial que en septiembre del año pasado, con patrulleros y armas reglamentarias, participaron de una protesta de dos días por mejoras salariales y otras demandas en distintos puntos del distrito, entre ellos, las adyacencias de la Residencia presidencial de Olivos.

“Venimos de cuatro años de un Gobierno que se llenó la boca con el discurso de la seguridad, prometió subirle los sueldos a nuestra fuerza, equiparla y ponerla en un escalón superior. Podemos decir que de lo que prometieron no hicieron nada”, apunto el gobernador en alusión a las gestiones de Mauricio Macri en la Nación y María Eugenia Vidal en la Provincia.

“LOS POLICÍAS DESAFECTADOS ESTÁN DISPUTANDO UNA CAJA MILLONARIA”

Por su parte, Berni aseguró que los efectivos policiales que fueron desafectados “están disputando una caja millonaria” al intentar discutir “la plata de una supuesta sindicalización de los policías que salen a trabajar”.

“Intentan, bajo la excusa de que están preocupados por las condiciones de trabajo de nuestros hombres y mujeres de la Provincia, generar un tipo de rebeldía. Están disputando una enorme caja millonaria”, dijo Berni en su discurso.

Para el ministro de Seguridad, se trata de “un grupo minúsculo de personas que basándose en el anonimato y por redes sociales empujan a aquellos incrédulos a desafiar y violar permanentemente nuestras leyes”.

“La inmensa mayoría de los hombres y mujeres de la fuerza actúan con vocación y arriesgan sus vidas para la defensa de los derechos de nuestra población”, valoró Berni.

El ministro consideró que “lamentablemente hay grupos minúsculos que no representan a la Policía y que no se manifestaron cuando los efectivos perdían un 30% de sus salarios o debían trabajar en pésimas condiciones en las comisarías”.

De acuerdo a lo que trascendió en las últimas horas, los desafectados de la fuerza podrían llegar a 1.700 producto de su participación en las protestas de septiembre del año pasado.


Lo más leído