WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Levantaron el reclamo

Policías bahienses decepcionados con los anuncios de Kicillof

Critican al gobernador por no trasladar la suba al básico. "Seguimos acá", confirmaron los uniformados que aún permanecen frente al municipio.

Los anuncios del gobernador Axel Kicillof, lejos de poder unir posiciones con la Policía bonaerense, pareciera que encendieron aún más las diferencias entre las partes al considerar que el discurso del mandatario provincial no alcanza a colmar los pedidos salariales de la fuerza que desde el lunes se encuentra manifestándose, en un hecho inédito y grave.

Cabe recordar que Kicillof confirmó que el salario mínimo de bolsillo será llevado a 44 mil pesos. Además, aumentarán la compensación por uniforme (hoy en $1.130) a $5000, por lo que ningún efectivo percibirá menos de $49 mil mensuales.

Paulina, la vocera de los uniformados del Comando de Patrulla bahiense, conversó con LA BRÚJULA 24 y señaló que "en líneas generales estamos totalmente decepcionados. No se habló de sueldo básico y eso hace que la oferta no sea la esperada. Vamos a seguir aquí, veremos en el transcurso de la tarde si algo del acuerdo cambia y qué novedades tenemos de los compañeros de las distintas localidades".

"La cantidad de efectivos somos los mismos de los del primer día, se sumaron familiares. Se nota mucho la unión de la Policía bahiense y por parte de la Jefatura el trato es muy bueno, cordial, porque más allá de ser nuestros superiores, son compañeros y visten el mismo uniforme. El reclamo es para todos", resaltó la agente, en el programa "Tal Cual Es".

Luego, aclaró una acusación de la que fueron víctimas: "Hubo mucho teléfono descompuesto y hablaban de que pedíamos cosas a cambio de entregar los patrulleros. No es así. Nos enteramos de que algunos de los móviles que acudían a los llamados no estaban en las mejores condiciones y accedimos a entregar algunos que estaban acá porque quienes manejan son los compañeros de distintas comisarías de la ciudad. No se dejaron de atender los llamados al 911".

"Entré a la fuerza hace 17 años con un gran esfuerzo y nunca me imaginé que íbamos a ser tan bastardeados. Nuestra convicción sigue intacta, como el primer día. No vamos a aflojar y seguimos a la espera de que este acuerdo llegue a buen puerto. Estamos en un lugar que no tiene precedentes y seguimos orgullosos", finalizó.


Lo más leído