WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Viaje a la antártida

Regresó el velero liderado por un bahiense ex combatiente de Malvinas

La travesía se había iniciado el 6 de enero y durante veintidós días amarraron en varias bases antárticas, además de cruzar a vela el peligroso estrecho de Drake.

El velero Galileo, liderado por el ex combatiente de la guerra de Malvinas y oriundo de Bahía Blanca Nilo Navas, amarró en la madrugada del lunes en Ushuaia, Tierra del Fuego, luego de realizar una travesía de 22 días por los mares del sur y la Antártida, informaron hoy desde la Fundación Malvinas Argentinas.

Navas junto al resto de la tripulación integrada por el capitán Andrés Antonini, el contramaestre Mario Monserrat, el piloto Damián Galera y el patrón navegante Matías Miguez amarraron con el Galileo a la 1 de la madrugada en el Club Afasyn.

El propio Navas señaló hoy que “el objetivo fue cubierto con creces porque pudimos llegar a las bases argentinas con nuestra bandera al tope y al 100%”.

“No pudimos llegar a la base Esperanza porque soplan los vientos de tal forma que acumulan hielos, y el único que puede hacerlo es el rompehielos, teníamos una barrera. No podíamos pasar y cambiamos el rumbo”, expresó Navas a Télam. El ex combatiente de Malvinas sostuvo: “nos fuimos a Carlini que queda enfrente, y desembarcamos la imagen de la Virgen de Luján, donde hicimos una ceremonia sencilla y emotiva”.

“El barco se portó excelente, cumplimos los tiempos, cruzamos el pasaje de Drake que era el desafío y navegamos por el Beagle”, contó Navas. El integrante de la tripulación sostuvo que en el marco de la travesía a bordo del Galileo visitaron las bases argentinas Decepción, Melchior, Brown, Primavera y Carlini.

Al hablar sobre el regreso, el ex combatiente de Malvinas señaló: “decidimos cruzar el Drake a vela, no a motor, es un desafío máximo y la entrada del Beagle estuvo complicada también porque tuvimos vientos de frente muy fuerte”. “Tuvimos que ir cosiendo el canal, es decir hacer zig zag desde la costa de Chile a la Argentina y después -de pronto- se planchaba el viento y estábamos doce horas flotando”, relató.

Navas expresó que “nuestro desafío era ir a vela, a motor lo hace cualquiera y lo hicimos con un barco chico” en referencia al Galileo.

Por último, dijo que el velero quedará todo el año amarrado en Ushuaia ya que en el 2021 emprenderán “el regreso a Bahía Blanca y Mar del Plata con el próximo objetivo de la navegación hacia la Isla de los Estados, donde hemos ido tantas veces”.

Fuente: Télam.


Lo más leído