WhatsApp de Publicidad
Seguinos

mamá de laprovittola

Stolbizer: "La Selección es un grupo muy unido que siente la camiseta"

En La Brújula 24, la dirigente del GEN expresó su total admiración con el equipo que mañana jugará la final en China. Y reveló cuál es su cábala.

Margarita Stolbizer, junto a su marido y uno de sus hijos Nicolás.

La referente del GEN e integrante de Consenso Federal, Margarita Stolbizer, se apartó unos minutos de la política y describió en detalle las sensaciones que transitan por su cuerpo, como madre de Nicolás Laprovittola, uno de los miembros de la Selección Argentina de Básquet que mañana jugará la final del Mundial de China ante España.

"El resultado se explica en la suma de individualidades que terminan jugando a favor de un objetivo común. Tienen bien en claro hacia dónde van. El grupo humano es lo que más los destaca y sienten mucho la camiseta, se quieren entre ellos y eso se nota", destacó Stolbizer, en LA BRÚJULA 24.

Además, con relación a la trascendencia que tuvo el tema por estas horas, resaltó: "Se debatió mucho en los medios de comunicación y lo que creo que debemos entender es que estos chicos no deben llevar la carga de ser modelo. El desafío está en encontrar las personas que nos indiquen el camino para lograr un objetivo común. Como país debemos entender que hay momentos para competir y otros para salir adelante. La política es la ética de lo colectivo, poniendo el conjunto por encima de lo individual".

"Nada se consigue sin esfuerzo. Scola es posiblemente el ejemplo más claro, pero no es el único. Estos chicos llevan dos meses viajando sin ver a sus familias. La conducta al entrenar y alimentarse es otro aspecto indispensable para el análisis. Nuestra cultura está vinculada con lo contrario, menospreciando las preparaciones y los proyectos a largo plazo", expresó la ex legisladora en "El Mejor Resumen de la Semana".

Luego, fue consultada sobre sus cábalas: "Cuando esta noche me vaya a dormir, haré lo que hago siempre: mandarle los emoticones con los bracitos de fuerza y corazones cuando sea la hora en la que él se levante. Con el tema del horario, ayudó que los partidos se puedan ver en casa. Eso ocurrirá mañana, desayunando en el sillón. El café con leche me lo preparo en el entretiempo. Incluso alguien nos llamó ayer a último momento para ver el partido y le dijimos que no, porque todo lo que hicimos nos dio resultado".

"Ellos creían mucho en sí mismos. Se enfrentaron con equipos muy poderosos. Serbia venía de ser campeón olímpico y mundial y lo dejó al margen, igual que Francia que llegaba como candidato. Ya cumplieron lo que fueron a buscar, pero quieren ganar mañana, sabiendo que el único título se dio en 1950", cerró la orgullosa mamá de Nico.


Lo más leído