WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Empieza a regir el 1 de abril

El Gobierno limitó la aplicación de la Ley de Teletrabajo

El Ministerio de Trabajo dejó en suspenso la norma para quienes cumplan tareas en sus casas con motivo del coronavirus.

Por medio de la Resolución 142/2001, la cartera que dirige Claudio Moroni sostuvo que las tareas que los trabajadores realizan en su domicilio debido a las restricciones impuestas por el empleador o por la emergencia sanitaria (grupos de riesgo como embarazadas, mayores de 60 años o con ciertas enfermedades) a fin de disminuir los riesgos de contagio del Covid-19, no implican la elección de la modalidad de teletrabajo, que debe ser voluntaria y reversible.

Esto quiere decir que la situación de los empleados que no volvieron a sus puestos habituales no podrá encuadrarse en el principio de “voluntariedad” establecido en la norma, y por eso recién podrán acogerse a los beneficios de la ley cuando finalicen las restricciones del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio.

El traslado del lugar de trabajo a la modalidad home office debe ser voluntario y prestado por escrito y puede ser revocado en cualquier momento de la relación laboral.

La CTA se opuso a esta nueva reglamentación y la definió como "una concesión al empresariado" porque aseguraron que los empleadores no iban a tener que pagar los gastos ni cumplir los puntos que prevé el régimen de teletrabajo.

Moroni resaltó que "todo el resto de la ley entra en vigencia el 1 de abril: los derechos de los trabajadores a ser compensados en sus gastos, a la desconexión digital, interrumpir el trabajo si tienen alguien a su cuidado. Entra en vigencia pero la situación es provisional. Mientras esté la pandemia, todos esos derechos aplican pero no tiene un derecho definitivo a quedarse teletrabajando en la casa".

Fuente: Clarín

Lo más leído