WhatsApp de Publicidad
Seguinos

no te la pierdas

El peronismo bahiense banca fuerte a Máximo

Mirá la lista de dirigentes del PJ local que apoyan al diputado K. Además, en esta imperdible edición, el caso Tuya y un aspecto legal que complica aún más su situación. Flor de susto para un exconcejal. Y mucho más…

El peronismo bahiense cerró filas detrás de Máximo

Apoyan a Máximo Kirchner para ser el presidente del PJ bonaerense y, probablemente, lo proponen como candidato a presidente en 2023. En un comunicado con cientos de adhesiones, el peronismo local no solo cristalizó el respaldo al diputado, sino que fue una oportunidad para demostrar su unidad de cara a las próximas legislativas.

Salvo el exintendente Rodolfo Lopes, que la semana pasada festejó la prescripción de su causa judicial, los principales referentes bahiense estamparon su firma en la carta. Aparecen camporistas puros, el susbiellismo, el feliuismo, el larraburismo, los viudos de Breitenstein (hoy recogidos por el titular del Puerto) y gran parte del sindicalismo.

Los protagonistas saben que Bahía Blanca no es una ciudad fácil para sus pretensiones electorales, pero también son conscientes de que la única chance que tienen a la hora de los porotos es mantenerse unidos. Cualquier vertiente no contenida podría restar votos vitales para cualquier aspiración. Susbielles sigue siendo el gran aglutinador y hay amplio consenso para que en 2023 vaya por la revancha de la intendencia.

Los nombres más conocidos que aparecen en la solicitada pertenecen a funcionarios, legisladores, concejales y dirigentes. Entre ellos, además del exbasquetbolista están Gabriel Godoy; Marcelo Feliú; Ayelén Duran; Maite Alvado; Dámaso Larraburu; Gisela Ghigliani; Luis Calderaro; Carlos Quiroga; Walter Larrea; Analía López; Carlos Moreno Salas; Gustavo Mandara; Paula Echeverria; Pablo Rosenfeld; Lucia Martínez Zara; Romina Pires; Santiago Mandolesi Burgos; Álvaro Díaz; Matías Italiano; Fabián Lliteras; Juan Leiva; Diana Larraburu; Julio Ruiz; Eugenio Martínez; Patricia Valemberg; Néstor Romero; Alejandro Curino; Daniel Cuadrado.

Además, Juan Manuel Romero; Ángela Morandi; Federico Montero; Lucia Velaustegui; Carlos de Vadillo; Esteban Obiol; Sergio Paladino; Alfredo Juan; Diego Czerniecki; Sandra Reñones; Beatriz Ibarra; Eduardo Matarazzo; Eduardo Bidondo; Mónica Gavilani; Jorge Draghi; Miguel Lorenzo; Ramiro Villalba; Hernán González Becares; Rodrigo Bahía; Emanuel Telechea; Rodrigo Vivallo; Rosa Estrella Pan; Alejandra Erb; Ezequiel Giménez; Luciano Falcone; Mariano Arzuaga; Pablo Reynafe; Susana Girotti; Gretel Walz; Eva Diaz; José Corbatta; Angeles Celani; Pablo Stefanelli, Martin Grassi; Alejandro Almendra; Alejo Aispuro; Diego Palomo; Alejandro Usabiaga; Pablo Usabiaga y Enriques Dubois.

Entre los referentes del sindicalismo apoyan a Máximo: Roberto Arcangel (Camioneros); Miguel Aolita (Empleados de Comercio); Alejandro Alonso (TV); Alexis Conte (Luz y Fuerza); Claudio Guerra (Jerárquicos Petroquímicos); Marcelo Criselli (SOMU); Oscar Lagonegro (UPCN); Paulo Mónaco (Sosba); Fabián Castro (Gráficos); Ariel Arrua (Supcapra); Betina Paez (Udocba); Candela Ocampo (Aduana); Luis Perez (dragado y balizamiento), Pablo Palacio (URGARA) y Sebastián Más (AFIP).

Quien no está en la nómina es la exjefa del PAMI Paola Buedo, quien está ultimando los detalles para viajar a Europa a disfrutar de las mieles de la beca que ganó. Dicen que “ya tienen otro chip” y le importa poco la política casera. Y más que interesada en darle el apoyo a Máximo está ocupada en conocer la trayectoria de Andrzej Duda, el presidente polaco. Paola está excusada, pero su marido -el funcionario del Ministerio de Salud Pedro Silberman- ¿por qué no habrá rubricado? Las especulaciones se multiplicaron el fin de semana.

Así como entre los firmantes se encuentran personas respetadísimas en su actividad y su vida pública, también los hay de los otros. Diego Poggiese es docente y vicedecano de Humanidades de la UNS, pero en sus ratos libres le gusta amenazar periodistas, que seguramente no comparten su ideología, y propone perseguirlos.

Nefasto.

Es tuya (la macana) Fabían

En las primeras horas del sábado, el funcionario municipal Fabián Tuya protagonizó un hecho de tránsito en la segunda cuadra de calle Salta. Tras una mala maniobra, se subió a la vereda y destruyó su Peugeot 208 contra una casa. Por fortuna no hubo que lamentar víctimas.

Tras la colisión, y a raíz de un llamado al 911, llegó un móvil policial. El uniformado escribió que el conductor emanaba aliento etílico y decidió llamar a los agentes de tránsito. El inspector que llegó intentó someterlo en reiteradas oportunidades al control de alcoholemia y no lo logró.

Sobre ese punto Tuya (hasta el lunes por la mañana jefe de delegados municipales) declaró que no pudo soplar bien porque tenía un golpe en la cara. “Yo no me negué”, dijo en declaraciones a LA BRÚJULA 24. Quien estuvo a cargo de dicho operativo argumentó lo contrario y lo escribió en el acta.

Error. Más allá de la salida de Tuya, en el aspecto legal será difícil comprobar si por el golpe que acusaba en la cara no tuvo fuerza para soplar la pequeña pipeta. Lo que si será materia de debate será lo que vino después.

Decidió realizarse un examen de sangre en el Hospital Italiano. La jurisprudencia en el Tribunal de Faltas indica que el análisis en un centro privado solo sirve de prueba si se puede acreditar la cadena de custodia. Es decir que se pueda demostrar que la sangre es de él y no de otra persona.

Horrible sorpresa para exconcejal

La semana pasada arrancó con una impactante noticia: un llamado al 911 alertó que había un cadáver en la vereda de calle Darregueira al 300. Rápidamente, personal del Comando de Patrulla, de la Comisaría Segunda y de la DDI, comenzaron a investigar de quién era el cuerpo.

Luego se sabría que se trataba de un hombre que volvía caminado a su casa, se descompensó por un problema cardíaco y murió de un infarto. Pero, mientas tanto, esa cuadra permaneció cerrada a los vehículos y peatones, y la Policía se cansó de pedirles a los vecinos y a los padres que llevaban a sus hijos a la escuela, que debían bordear la manzana.

Pero claro, había gente que vive o trabaja en esa cuadra. A algunos los dejaron pasar, pero otros no pudieron hacerlo. Uno de ellos fue el exconcejal peronista Ezequiel Gimeno, quien cruzó en diagonal para entrar en su oficina, cuando fue interceptado por un uniformado. “No puede estar acá”, le explicó.

Al principio, el abogado no entendía bien qué pasaba. Creía que había ocurrido un accidente de tránsito. Luego vino la explicación. “Hay una persona fallecida. Está justo a la altura de la entrada de su estudio, por lo que no puede entrar”.

No fue la mejor manera de arrancar la jornada para Gimeno.

Sin chances de “ficha limpia”

La semana pasada, Juntos por el Cambio aprobó por mayoría en el Concejo Deliberante un pedido para que la Legislatura provincial trate un proyecto de “ficha limpia” propuesto por el senador radical David Hirtz y otros de sus compañeros.

Básicamente, lo que intenta es cambiar la Ley Orgánica de los Partidos Políticos y de las Agrupaciones Municipales para que se implemente un “filtro”, para garantizar la “idoneidad” de los candidatos y de quienes asuman un rol de funcionario o legislador.

Más allá de que este pedido de los ediles es simplemente una postura política, y que no va a influir en nada, alguien de adentro del congreso bonaerense le adelantó a esta sección que “no ve chances” de que esta idea se debata.

Distinción

La semana pasada se realizó la entrega de los premios Parlamentario a los legisladores provinciales más laboriosos del año 2020. La particularidad de esta distinción es que quienes votan son los propios senadores y diputados, además de funcionarios y periodistas especializados.

El máximo galardonado de la Cámara baja fue el diputado de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, mientras que entre los senadores el principal distinguido fue el legislador del Frente de Todos, Gervasio Bozzano.

Un par de bahienses también fueron reconocidos con esta distinción. Se trata del senador Andrés De Leo y del diputado Santiago Nardelli quienes, junto a sus colegas, a las habituales cuestiones de la “rosca política”, el año pasado debieron agregarle la compilación de la virtualidad por la pandemia.


Lo más leído