WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Cortito y al pie

El Principe Harry defiende la serie “The Crown”: ahora sí se descompuso la Reina

No solo dio un batacazo al establishment de La Corona cuando, en 2018 se casó con Meghan Markle. Además de amenazar con renunciar a sus privilegios como heredero, el hijo menor de Lady D se ha convertido en un duro crítico de su familia y del protocolo de Windsor

"Harry, me parece que te voy a bajar la mensualidad..."

Por Fernando Quiroga
Especial para La Brújula 24

Desde la comodidad de su casa en California, el miembro más reacio a la realeza británica, fue categórico en su opinión sobre la mega producción de Netflix. En una entrevista con el emblemático periodista James Corden, Harry de Sussex fue claro como el agua: “Naturalmente la serie es ficción, tal vez los hechos no sean exactamente como allí son descriptos, pero son una gran aproximación. Es muy concreta cuando muestra esa presión de poner el deber y el servicio por encima de la familia” y aseguró “Me siento mucho más cómodo con la serie, que viendo historias escritas sobre mi o sobre mi esposa, la prensa inglesa es tóxica”

El hijo menor de Lady D, no tiene pelos en la lengua. Fiel heredero de las formas de su madre, no acata las normas y siempre ha transgredido su condición de miembro de un establishment más que cuestionado. El hecho de haber seguido adelante con el romance con Megan Markle (actriz y negra, dos realidades que a nadie debería escandalizar en este tiempo, salvo a gran parte de influyentes monarquistas británicos), su posterior casamiento y alejamiento del sistema familiar de los royals, han sido y son inspiración de muchos.

Ahora, con esta declaración de apoyo a una ficción que retrata las desavenencias palaciegas de su familia, ha generado más amores que odios en el público mundial. Hay malintencionados que aseguran que hubo una mano oscura, un aporte, por decirlo suavemente, de capitales interesados en que The Crown siga conservando el éxito que tiene.

Personalmente, no solo creo que no hace falta y que esta consideración es un disparate; también considero que hay despertares que, tarde o temprano ocurren. No olviden que el pelirrojo simpático que esgrime estas consideraciones, es hijo de una joven que, vivió crudamente, el indescriptible peso de una familia protocolar que, digan lo que digan, aún no ingresó al siglo XX.

Si, leyeron bien, no escribí “siglo XXI”.

¿Y ustedes? ¿Están de acuerdo con las palabras de Harry?


Lo más leído