WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En Viamonte al 2.700

Una bebé de 11 meses debió ser internada tras tragarse el vidrio de un reloj pulsera

Una bebé, de apenas 11 meses, debió ser trasladada al Hospital Municipal, luego de que se tragara el vidrio de un reloj pulsera. Según se informó, el hecho ocurrió esta tarde, alrededor de las 16, en una vivienda ubicada en Viamonte al 2.700.

Según explicaron los familiares, en un descuido, la pequeña se habría llevado a la boca una parte que se había desprendido del reloj y se la habría tragado.

Efectivos del Sistema de Emergencias Prehospitalario (SIEmPre) arribaron al lugar y decidieron el traslado de la menor a un centro médico para su mejor atención.

Si bien la bebé no mostraba signos de dolor por el momento, el motivo de su internación tiene que ver con la realización de diferentes estudios para evaluar su evolución.


Lo más leído