WhatsApp de Publicidad
Seguinos

relato del horror

Habló la mujer que fue torturada y violada por un ladrón

En diálogo con La Brújula 24, la víctima relató lo ocurrido el pasado fin de semana en su casa de Villa Ressia. "Si no hacía nada me iba a matar", contó.

El sector donde se produjo el ataque.

Una mujer denunció que fue violada por un delincuente que ingresó a su casa del barrio Villa Ressia. Y hoy, a poco más de 48 horas del hecho, pudo detallar lo ocurrido.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, la mujer recordó que "me había levantado temprano como siempre y lo primero que hice fue abrir la casa para sacar a la perra. Todavía no eran ni las 5 de la mañana. Esta persona obvio que estaba haciendo vigilancia, me empujó y me redujo con un arma blanca".

Con la voz entrecortada, la víctima señaló que "él sabía lo que hacía porque en ningún momento pude hacer nada. Tenía una fuerza descomunal, como si estuviera bajo el efecto de algún estupefaciente".

"Me redujo rápido y el efecto sorpresa es terrible, no lo puedo explicar", señaló.

El miedo y la indignación se apoderó del barrio.

Luego, indicó, el horror se iría incrementando. El malviviente, que en todo momento le pedía una suma de dinero que ella no tenía, porque "tenía un dato errado", comenzaría a torturarla y abusarla. "Yo le pedía que por favor no me tocara, creo que esa fue la macana que me mandé porque después usaba eso para que yo hablara".

"Una hora duró todo más o menos. Estaba cada vez más violento, yo sabía que si no hacía nada me iba a matar. En un momento lo llevé para la habitación porque le dije que iba a buscar la plata y aproveché para pegarle con un roller que pude manotear, que es pesado", dijo.

Y agregó: "Ahí se cayó y pude salir corriendo y me ayudaron unos vecinos. Él se subió a una moto que dejó estacionada a 20 metros y se fue. Antes se cayó, se dio vuelta y lo reconocí. Ya lo había visto dando vueltas por la cuadra, estuvo varios días campaneando".

En otro tramo de la nota, la mujer, que dedica gran parte de su vida al deporte, recordó que el agresor "me dijo que si me clavaba el cuchillo en la columna no iba a poder salir más en la bici".

"Si estás escuchando quiero que sepas que yo me voy a hacer cargo de que no lo hagas más. Ni siquiera te odio, debe ser jodido ser tan pobre como ser humano. Yo llevo una vida plena, no molesto a nadie, me voy a recuperar hijo de puta y voy a estar bien", cerró, entre lágrimas. 


Lo más leído