WhatsApp de Publicidad
Seguinos

en La Brújula 24

El empresario Levantesi analizó el panorama gastronómico en Bahía

El impacto de la crisis económica.

Foto de archivo

El empresario Horacio Levantesi analizó el panorama gastronómico de la ciudad. Lo hizo en un mano a mano con el periodista Walter Gullacci en el aire de La Brújula 24.

Primero, consultado respecto del impacto de la crisis económica, el vicepresidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Bahía y de la Región del Sudoeste, sostuvo que “son muchos los factores que nos afectan, aunque si podemos ver con algo de esperanza que la locura de la inflación empezó a parar”.

“Veníamos de un año terrible, un delirio. Ahora estamos con los precios estabilizados, la mayoría han quedado quietos. Eso es una tranquilidad. Hoy tenemos un desafío, que es tener precios accesibles para que la gente venga a cenar”, aseveró. 

A modo de análisis, Levantesi comentó que “nos tenemos que hacer responsables los argentinos, pero no el ciudadano común, los políticos que nos llevaron a esta locura”.

“En los países vecinos, la inflación que tienen en forma anual, no tiene nada que ver con la orientación política. Brasil fue desde la Izquierda de Lula a la derecha de Bolsonaro y volvió a Lula. Y cuando se mira el índice de inflación que tiene, es la misma. Eso pasa porque es un país serio”, argumentó. Y agregó: “Acá la política hace política partidaria y no de Estado. Cuando hay que salir a ganar una elección, como hizo Massa, no se paró de imprimir y eso no corresponde. Tenemos que tener un país estable, con crédito y mejora del consumo, así funciona el mundo, es una cadena”. 

“El invierno siempre es duro para la gastronomía, trabajamos bien los fines de semana y difícil en la semana. De todas maneras, ahora vamos camino a un mes como julio que impacta favorablemente por distintos factores, como aguinaldo o la semana del amigo. Julio es el segundo mes del año en cuanto a afluencia en los restaurantes, veremos cómo impacta este año”, indicó.

Y cerró: “Lo que veo de positivo en Bahía Blanca es que ahora están abriendo locales en lugares impensados y que están trabajando muy bien, ya no es necesario abrir en Alem. Cuando la oferta es buena y el precio es accesible, la gente concurre”.  

Lo más leído