WhatsApp de Publicidad
Seguinos

flexibilización de la cuarentena

Maurizi: "Sabemos del cansancio de la gente, pero le pedimos un esfuerzo más"

El infectólogo bahiense no ocultó su sorpresa ante la reapertura de bares y cervecerías. Y reveló que es necesario un estricto protocolo "porque será muy difícil cumplir con el distanciamiento social".

El infectólogo bahiense Diego Maurizi explicó esta mañana en LA BRÚJULA 24 el panorama que avizora en el corto plazo luego de que Bahía Blanca decidiera cambiar de fase a partir de ayer, con una nueva flexibilización que pone a prueba la responsabilidad de los ciudadanos, en plena etapa crítica de la pandemia del coronavirus.

"Todos están informados de las normativas, esperemos que se lleven a la práctica. Sabemos del cansancio de la gente, pero es necesario un esfuerzo más. Hoy tenemos muchos brotes intrafamiliares y el Día del Padre marcó un hito importante. Esperamos que el Día del Amigo haya sido de índole virtual porque los resultados se ven entre diez y catorce días después", sostuvo Maurizi, en su charla con el periodista Germán Sasso.

Y agregó: "Todo lo que sea al aire libre baja la posibilidad de contagios, siempre y cuando la gente camine y con su tapabocas, manteniendo el distanciamiento. El tema es que cuando uno observa tantos autos y personas en distintos espacios públicos, surgen las dudas. El problema es que cuando una persona joven se infecta y es portadora asintomática, visita a familiares de la franja de riesgo; allí radica el peligro".

"En Bahía tenemos 250 casos activos, solo contando los diagnosticados. Eso da temor porque el sistema de testeo está saturado. En unos meses estará la vacuna y, por eso más que nunca, debe valer la pena el esfuerzo. En el AMBA se están ocupando las terapias intensivas y se dan muchos casos diarios. Que se flexibilice puede tener que ver con que la gente no va a hacer caso a ninguna medida que se dicte", resaltó el médico en otro segmento de la entrevista radial.

Con respecto a la habilitación de actividades, explicó que "las decisiones se van tomando según lo que se ve. En este caso había un consenso en que las medidas restrictivas se iban a dejar de cumplir como al comienzo de la cuarentena. Somos conscientes de ello. No esperábamos la apertura de bares y cervecerías porque es difícil cumplir con el distanciamiento. El hecho de la música a un volumen alto obliga a mayor acercamiento para poder conversar. Esperemos que los protocolos contemplen eso porque quienes concurren a esos lugares son jóvenes que pueden contagiar a personas de riesgo".

"Hay normativas de índole universal. Los espacios gastronómicos tienen que estar bien ventilados y la idea es que acuda solo el núcleo familiar, sin mezclar a gente que no sea conviviente. Incluso, en Europa se aplicó la colocación de mamparas entre las mesas. Es algo raro, pero es una nueva normalidad que busca cuidar la parte económica de los empresarios del rubro que pretenden abrir", destacó Maurizi.

Sobre la experiencia de estos primeros meses de avance de la enfermedad recalcó: "En los pacientes más críticos que nos han tocado ver en Bahía lo que más se marca es la insuficiencia respiratorias y fiebre. También tuvimos uno al que se le brotó la piel que es una de las más raras manifestaciones de la enfermedad, aunque no la más común. No necesariamente el grupo de riesgo está vinculado a la edad, también hay comorbilidades como enfermedades de base, asma moderado y obesidad".

"Se habla de que hay mucha población infectada, con inmunidad, y eso hace que el virus tal vez circule de manera más moderada. No obstante, en Bahía estamos en la etapa inicial de ese proceso. El anticuerpo del COVID-19 dura entre ocho meses y un año, pero eso no está probado completamente desde el punto de vista científico. También hay avances vinculados a lo que se llama linfocito de memoria que permanece en el tiempo dentro del organismo y sirve para atacar la enfermedad", enfatizó.

Por último, analizó que "la pandemia puso en jaque a todo el mundo y convirtió a la infectología en una rama de la medicina muy requerida como respuesta a esta situación inusual que estamos viviendo a nivel mundial. Hay que seguir insistiendo en la educación del pueblo, dándole oportunidades y una vida digna para que no haya una reacción negativa a este tipo de situaciones".


Lo más leído