WhatsApp de Publicidad
Seguinos

imperdible

Gay y Susbielles se alistan para la batalla final

Las PASO ya son historia. Cómo van "recalculando" los principales candidatos. Y cuáles son sus estrategias de cara a la elección, tras el ajustado triunfo del intendente. No te pierdas una edición de colección.

Lo que viene

El peronismo volvió a sonreír en Bahía. Lo que parecía impensado para más de uno, sucedió: con viento de cola, Federico Susbielles le pisó los talones a Héctor Gay. La diferencia fue de 2,5 %, lo que equivale a 4421 votos. En un padrón electoral de 245 mil personas, ese margen es mínimo.

Pese a la expectativa, la tarea de Susbielles en los próximos días será frenar la euforia de varios que, envalentonados, repiten a viva voz que “será fácil darle vuelta la elección a Gay”.

Prudente, el exbasquetbolista le repite a los suyos que “hay que trabajar mucho” para conseguir la intendencia. Sabe que los astros están alineados, pero también es consciente de que Bahía Blanca muchas veces votó un color para intendente y otro para gobernador o presidente.

El votante de nuestros pagos tiene un perfil más parecido al porteño que al de otras ciudades del interior bonaerense. Y por más que las perspectivas parezcan óptimas, es vital llevar adelante una campaña sin errores para definir a su favor la elección.

Los números del peronismo

Si uno toma en cuenta los datos de la legislativa 2017, se encontrará con algo sorprendente. En ese momento, Carlos Quiroga (kirchnerismo) y Marcelo Feliú (PJ) compitieron en partidos diferentes. Si uno suma los votos de ambas boletas en aquella elección general, la cuenta da prácticamente igual a lo cosechado por Susbielles (67.256) el pasado 11 de agosto. Apenas 558 votos de diferencia.

Es decir que, según la estadística, la unión del peronismo arrojó un saldo positivo. Fue una suma aritmética en donde no hubo fugas de votantes. Se retuvo en su totalidad a la masa crítica del peronismo, lo cual es un mérito envidiable. Pero no alcanza.

Para dar vuelta el triunfo de Gay, el Frente de Todos deberá trabajar más que nunca para “rascar” nuevos adeptos. Por un lado apuntarán a que la gente “vote ganador” y repetirán el planteo de la conveniencia de que Nación-Provincia-Municipio estén alineados bajo el mismo espacio político.

Por su parte, tanto Alberto Fernández como Axel Kiciloff llegarán a la ciudad antes de octubre. “En Bahía tenemos para crecer 2 o 3 puntos, que son la diferencia que tienen los candidatos a gobernador y presidente, respecto de Susbielles”, expuso un hombre vinculado a la campaña nacional.

Rearmando y a “comerse la cancha”

En las huestes de Juntos por el Cambio, la conmoción duró dos o tres días. No podían salir del asombro de la catástrofe provocada por los aplastantes triunfos de Alberto Fernández y Axel Kiciloff. “Vamos che… que en Bahía ganamos”, repetía para levantar el ánimo uno de los más importantes de la mesa chica del intendente Héctor Gay.

Es estrictamente cierto que Bahía fue un milagro para los amarillos, que ganó en las tres categorías.

Gay logró sobrevivir al tsunami K, aferrado a un sello que en Bahía sigue teniendo aceptación. Fue victoria, con un muy escaso margen, pero victoria al fin.

“Siempre crecimos de la PASO a la general. Gay siempre mejoró su performance. Esta vez no será la excepción”, señalan en el comando de campaña de Cambiemos. Además estudian otro dato que dejó la elección: hubo más de 20 mil votos en blanco. Irán a la caza de ellos. Y, hay 11 mil bahienses que votaron a la gobernadora María Eugenia Vidal que lo cortaron al Intendente: creen que esos ciudadanos son recuperables y que, en ningún caso, irán a parar a la bolsa de Susbielles.

“Hay gente que votó en blanco. Otros lo hicieron por el candidato Valente o el pastor José. Para gobernadora muchos de esos eligieron a María Eugenia, por eso nosotros creemos que habrá un voto útil y se volcarán por la opción de Héctor Gay”, analizan en Alsina 65.

Mientras rediseñan la campaña a criterio propio y prometen “salir a comerse la cancha”, los integrantes del Gobierno local sostienen que “la gente valora lo que se hizo, las obras y la tranquilidad institucional después de muchos años en la ciudad, pero la mala situación económica y la heladera vacía afectó de una manera que no imaginamos”.

La estadística también confirma la hipótesis de que el oficialismo podrá crecer en octubre. En la PASO de 2015, Gay había obtenido 54.019 votos. Y en la general subió a 76.641 (43,5%). Y en las primarias 2017, la lista de concejales encabezada por Vitalini, recolectó 76.790 (43,8%). Y en la general trepó a 89.740 (49,1%).

Danza de cargos

Como es sabido, en Bahía existen una veintena de cargos provinciales y nacionales: la mayoría de ellos ya comenzaron a ser mirados por los dirigentes del peronismo. El lobby para llenar casilleros ya está a la orden del día.

Ni lerdos ni perezosos, más de uno inició urgentes gestiones para “manotear” puestos que tengan asiento en Bahía. Porque pese a que el Municipio sea retenido por Cambiemos, esos sillones serán repartidos entre gente del Frente de Todos.

El más apetecible, por supuesto, es la presidencia del Consorcio del Puerto. Ese lugar –hoy ocupado por Miguel Donadío– ya habría sido pedido por un veterano dirigente de la ciudad. El tresarroyense Carlos “Cuto” Moreno podría ser clave en esa designación, dada su cercanía con Kiciloff.

También, para repartir, están los despachos locales del Ministerio de Trabajo, Anses, Pami, Radio Nacional, Afsca, Transporte, Educación y muchos otros.

“Es como caminar en el desierto cuatro años y ver el oasis, los muchachos están desesperados”, sintetizó un experimentado exlegislador.

No hay delito

El sindicalista de la UNS Sergio Zaninelli despertó polémica esta semana al postear que había que voltear a Macri. Su frase no sólo cayó mal en Juntos por el Cambio sino en el bunker de la oposición. “Nos nos convienen estas boludeces, si estamos en el mejor escenario electoral. Esto no ayuda. Es vergonzoso”, señalaron en la mesa chica de Susbielles.

Zaninelli es un ultra K que se había abierto, junto a Rodolfo Lopes, de la campaña local por la irrupción del Grupo Linares.

Los dichos del titular de ADUNS llegaron rápidamente a estrados judiciales. “Está incitando a la violencia colectiva. Está cometiendo un delito claramente puntualizado en el artículo 212 del Código Penal”, señaló un magistrado ante este diario.

Sin embargo, el fiscal en turno del Fuero Federal, Antonio Castaño, no encontró delito. “No hay en sus palabras ninguna que pueda dar lugar a encuadrarlas en algún delito penal como para iniciar una causa penal”, explicó Castaño después de analizar el caso.

La Nación

Pese a que los matutinos de papel son cada vez menos consumidos en el mundo entero, aún quedan clientes que optan por el olor a tinta y la letra de molde. Y Bahía no era la excepción.

Sin embargo, y no por la escasez de compradores, La Nación ya no llega a la ciudad. Desde hace algunos días el histórico diario no se puede comprar. La razón, según pudo saber esta sección, sería un conflicto económico entre la distribuidora regional y la empresa de la familia Saguier.

Policías gallinas

Se sabe que los hinchas de Boca, desde que perdieron aquella final de la Copa Libertadores el 9 de diciembre de 2018 en Madrid, son blanco de las cargadas de los millonarios casi todo el tiempo.

De este folclore del fútbol no se salva nadie. Ni siquiera el jefe de la Policía Departamental, Claudio Petrizán. Sucede que el comisario es muy fanático del Xeneize, y solía tener una camiseta firmada por jugadores históricos del club colgada en su oficina.

Uno de los atentos colaboradores de esta sección notó que dicha prenda ya no se encontraba “engalanando” los muros de su despacho de avenida Alem. “Es que los hinchas de River me tenían podrido. Así que me cansé y la saqué”, comentó Petrizán con una sonrisa. Menos mal que se lo tomó con buen humor y no repartió sanciones para las chistosas gallinas.

Nueva cartelería

Que los ingresos de la ciudad en muchos casos no están en las mejores condiciones, no es novedad y es algo que ya todos saben. Incluso existen varios proyectos para mejorarlos y hasta parquizarlos.

Por lo pronto, y desde hace algunas semanas, se pueden ver nuevos carteles de imágenes emblemáticas de la ciudad en varios de esos sectores.

Esta sección pudo charlar con gente del Municipio que aseguró que “los carteles que antes había estaban despintados y descuidados. Muchos tenían varios años. Así que decidimos poner nuevos con el slogan “Me gusta Bahía”. Hay imágenes de la Universidad del Sur, del Parque de Mayo, del Teatro Municipal, de los molinos eólicos, de todo…”.

Las gigantografías son doce en total y se pueden ver en la Ruta 51, en la 3, en la 33, entre otros caminos de ingreso.


Lo más leído