WhatsApp de Publicidad
Seguinos

El Marginal

El entrenamiento y dieta que hizo Nacho Sureda para interpretar a Pantera

Horas de gimnasio, comidas específicas, y una rutina detallada lo llevaron a crear su personaje.

Ignacio Sureda estaba vestido con ropa deportiva listo para grabar sus primeras escenas de El Marginal como Pantera cuando el director le propuso que la impronta de su personaje -que tiene un instinto animal y salvaje-, sea que estuviera sin remera y descalzo.

El actor tiene 29 años, es de Escobar y responde que está "muy bien" ante la consulta sobre su estado civil. En la segunda temporada de la ficción de Underground, su personaje era el ladero de El Sapo (Roly Serrano) y tras la muerte del líder de San Onofre, pasó a ser el esclavo de la banda que lideran los hermanos Diosito (Nicolás Furtado) y Mario Borges (Claudio Rissi).

"Pantera sufre una transformación debido a las circunstancias que le toca atravesar. En la segunda temporada era la mano derecha de El Sapo y gozaba de beneficios que ya no tiene. Ahora incluso es un esclavo que come a veces y lo tienen como a un animal de riñas", detalla Sureda sobre el personaje al que en el primer capítulo de El Marginal 3 se lo ve encadenado en un calabozo y luchando con otros presos en peleas que organizan los Borges avalados por Antín (Gerardo Romano). 

"Obviamente tiene sed de venganza y su objetivo es aniquilar a los Borges", sostiene el actor, sin adelantar más detalles sobre su personaje en el unitario que tendrá ocho capítulos.

Nacho describe la mirada de Pantera como "intensa" y asegura que es del actor y no del personaje. "Obviamente la potencié un montón y trabajé mucho en eso", aclara y agrega que también realizó una particular rutina de ejercicios que complementó con una dieta para llegar al cuerpo que quería.

"Hace 12 años que entreno en el gimnasio, y puse todas las fichas en la preparación física, aunque no me lo pidieron, pero cuando me dijeron que mi personaje era salvaje, puse mayor atención: me preparé con una dieta muy parecida a la que hacen los fisicoculturistas, basada en pollo, carne y huevos. Hacía seis comidas diarias cada tres horas. Comía mucha proteína, muy pocos carbohidratos, sin sal y tomaba agua baja en sodio", detalla quien entrenaba entre tres y cuatro veces por semana.

"Trabajaba un músculo por día. Para esta temporada, busqué un físico más definido y magro. Tenía que estar más flaco que en la anterior porque mi personaje pasa hambre, pero tampoco podía perder musculatura", continúa el actor que complementó su dieta con suplementos y vitaminas.

Si bien las grabaciones ya terminaron, el actor continúa entrenando porque le "gusta estar en forma". Incluso, si sale de su casa temprano y sabe que no regresará hasta tarde, se lleva un tupper con su comida. "Trato de mantener la dieta lo mejor que puedo por temas laborales".

Para construir a Pantera, además de lo físico, Nacho debió trabajar mucho en el habla, ya que su personaje es tartamudo. "Costó mucho construirlo. Aunque miré películas y vídeos, busqué crear un personaje y no imitar a otro. Quería hacer a un tartamudo único".

"¿Si cuesta despegarte de Pantera? Cuando terminé de grabar la segunda temporada, que fue mi primera participación en la serie, sí. Para esta nueva, empecé a trabajar con el personaje bastante antes y ya tenía un proceso. Así que fue más fácil de soltarlo cuando terminamos de grabar", destaca Nacho y agradece la enorme repercusión que siente en la calle.

Fuente: Infobae.


Lo más leído