× Bahía Hoy La Región Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Agenda Horóscopo Descuentos! Tienda RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
TRASTIENDA DE TRES CENAS TOP Y DE ALTO VOLTAJE

CENA I: BAHIENSE DESPIDIÓ EL AÑO CON CARRIÓ

Lilita celebró el cierre del 2018 la semana pasada con una comida en el Club Sirio-Libanes de la Capital Federal.

En sólo ocho mesas reunió a sus más cercanos: entre ellos el senador bahiense Andrés De Leo.

En la cabecera, junto a Lilita, estuvieron la gobernadora María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y su esposa Bárbara Diez; la ministra de Desarrollo Carolina Stanley; las diputadas Mariana Zubic y Paula Olivetto. Completaban los “Marios”: el radical Negri y el exvicejefe de Gabinete Quintana. En la mesa dos, en que sentaron a De Leo, estaban el Jefe de Gabinete Marcos Peña; el jefe de Gabinete de Vidal (y esposo de Stanley) Federico Salvai; el Secretario de Fortalecimiento Institucional Fernando Sánchez y la diputada Maricel Echecoin.

Hasta la comida de Lilita también se acercaron los poderosos hermanos Torello. Pablo es diputado nacional y José es el jefe de asesores de la Presidencia. Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, hombre clave en las designaciones judiciales y abogado asesor de Macri, compartió mesa con el presidente de la Sociedad Rural Daniel Pellegrina y con Gustavo Lopetegui.

Otros “Lilitos puros”, como Marcela Campagnoli, Hernán Reyes y Juan López tampoco se perdieron la velada.

El banquete incluía canapés y empanadas árabes de entrada; como plato principal se pudo degustar un exquisito lomo con salsa y de postre, cremoso frío de durazno.

En un breve discurso de agradecimiento, Carrió dijo que “estos momentos de la Argentina no son para tibios y  es solo para los que somos honestos y queremos un país sin corrupción ni narcotráfico".

Y aprovechó para hablar del papelón del River-Boca y sacudirle a uno de sus enemigos preferidos: Daniel Angenlici. “En la Argentina no se puede seguir así, no se puede gobernar con las mafias del fútbol", cerró la diputada mientras alzaba la copa para pedir un brindis.

 

CENA II: DE TODO EN LA FIESTA DE LOS BONACORSI

Llega el fin de año y las celebraciones están a la orden del día. Uno de los encuentros más clásicos de la ciudad es el organizado por los hermanos “Corcho” y “Tumba” Bonacorsi en Yesterday.

El viernes por la noche, hasta el salón de la avenida Cabrera, empresarios, profesionales, políticos, sindicalistas y periodistas se acercaron como invitados al histórico convite destinado a sus empleados.

Las charlas que se sucedieron entre distintos grupos de asistentes estuvieron más que interesantes. Las próximas elecciones, actualidad económica, el G20 y el superclásico frustrado en el Monumental fueron las temáticas que más se repitieron durante la cena.

Entre los políticos presentes hay que mencionar a la intendenta interina Laura Biondini, que llegó acompañada por su pareja, el empresario Gustavo Dumming. La secretaria de Medio Ambiente Adriana Chanampa también fue de la partida. A la funcionaria se la vio aliviada por la noche fría, y así no escuchar quejas sobre los mosquitos. Nicolás y Juan Ignacio Vitalini fueron otros de los que dijeron presente. Sus lazos con los Bonacorsi son conocidos.

El secretario de Cultura Ricardo Margo y Lisandro Ganuza, titular de Zona Franca, también formaron parte de los representantes de Cambiemos. A este último lo bautizaron “el señor de los secretos”, en relación a una información que maneja y que trata de mantenerla bajo siete llaves. Si se concreta lo que viene barajando desde hace meses –junto a algunos pocos del Ejecutivo– será la noticia más importante de la ciudad en mucho tiempo.

En tanto, siguiendo con la recorrida, Bahía Indiscreta también pudo contabilizar al matrimonio (exmargarito) Virginia Linares y Carlos Fabaro. Ambos se mostraron muy alejados de las políticas del Gobierno actual, tanto a nivel local como nacional. Muchas de sus observaciones coincidían con otro de los presentes: Dámaso Larraburu, a quien se lo vio activo y promocionando la unidad del peronismo.

Y hablando del PJ, hubo otros referentes que también pasaron por Yesterday. Marcelo Feliú y su esposa conversaron animadamente con todos los que se le acercaban. Fiel a su estilo cauteloso, cuando le preguntaban sobre las elecciones del 2019, el concejal respondía: “Todavía falta mucho”. Y si algo tiene la política en épocas preelectorales es que habilita la vuelta de algunos olvidados. Uno de esos casos es el del expresidente del Concejo Deliberante Santiago Mandolesi Burgos, que debió volver a “cuarteles de invierno” tras la derrota de Scioli y la mudanza a Alemania de su jefe Cristian Breitenstein. El joven dirigente, que estuvo acompañado por su esposa Luciana Zoppi, también está a favor de la “unidad” de todo el arco peronista y espera tener un lugar en 2019.

Gustavo Mena, que parece haber reactivado su pasión por la gestión pública. Y luego de mostrarse con el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, posó sonriente y no negó, cuando fue consultado, la posibilidad de presentarse y pelear por el sillón de Bordeu.

Otro peronista, acaso desconocido para los bahienses, es Hugo Stortoni, que es funcionario de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y desde hace algún tiempo cumple funciones en el aeropuerto local. Fue uno de los fundadores del conocido instituto “Gestar” junto a José Luis Gioja y Diego Bossio. Es primo del secretario de deportes municipal y ExPuma Bernardo Stortoni.

Siguiendo con el repaso de los presentes, del sindicalismo pudimos ver a Miguel Aolita (Comercio), Gabriel Matarazzo y Fabio Pierdominici (Petroleros) y Fabio Angelini (Municipales).

Por su parte, del mundo empresario, estuvieron Fernando y Martín Azpiroz (Securitas); Marcelo Bertolino (Profertil); Gabriel Cintioli (Wesak Travel); Eduardo Martín (Climatec); Luis Gallego (Lago); Néstor Oriolo (Sanitarios Oriolo); Oscar Marbella, Guillermo Ciamberlani, Oscar Pellejero y Paula Suter (REX); Néstor Arlengui (Exitores); Gustavo Elías (La Nueva Provincia) y Juan Arzuaga (Sabores Pampeanos).

Otros de los invitados fueron los hermanos Horacio y Edgardo Levantesi; Pedro y Teresa Harriet; Pedro Irastorza; Guillermo Isla Vieyra; Adrián Santamaría; Roberto Elissamburu; Jorge Longoni; Ezequiel Facetti; Domingo “Bocha” Marra; Eduardo Rosetti; Roberto Spagnoli; Hugo Palacio; Oscar González Perlender y el escribano Juan Martín Mendez.

Los expresidentes del Puerto Hugo Borelli, Jorge Otharán y Jorge Scoccia, el fiscal general Juan Pablo Fernández y quien hace una semana había brindado su propia fiesta en Sociedad Sportiva con exquisitos platos típicos, el consul de Italia Antonio Petrarulo, que contó orgulloso que el día anterior había ido a recibir al primer ministro de aquel país, Giuseppe Conte. Y el rematador Daniel Biocca y Carlos Deguer, presidente de la Asociación Médica.

De los medios estuvieron, entre otros, Miguel Martos; Lorenzo Natali; Paola Marco; Fernando Rentería; Jesica Rípodas; Agustín Sagasti; Germán Sasso; Sebastián Schapiro, Ariel Biagetti, Néstor de la Iglesia, Enrique Iommi, Eduardo, Omar y Nicolás Schbib y Dalma Kees.

El menú, preparado por Lisandro Melinsky de Happiness y bajo la modalidad “finger food”, consistió en “conos de mousse de parmesano, macarons de salmón, antipasto italiano, shot de paltas y atún, croquetas de morcilla, pinchos de pepinos, pepinos de queso, ceviche, langostinos al ajillo, bruschetas de hongos, cazuelas varias y brochettes de bondiola y ostras frescas”.

Sobre las perlitas que dejaron las charlas entre los invitados, podemos destacar el momento en el que Aolita le reprochó a Vitalini, abogado de los supermercadistas chinos, que sus clientes muchas veces no se comportan bien con sus empleados argentinos y no cumplen con algunas reglas. “Vamos a ir a tomarle la temperatura a los yogures”, tiró el gremialista. “Eso es una frase hecha. Un mito”, se atajó el letrado.

Por su parte, a quien se la vio muy contenta fue a la novia de Jorge Bonacorsi que le contaba a todo el mundo sobre la apertura de la segunda sucursal de su gimnasio en avenida Colón.

Entre los políticos, se habló de todo. Los temblores en el bloque de concejales de Cambiemos. Y en particular de la eterna interna radical. “Nadie se cree que una concejal pueda romper porque no le atienden el teléfono. Se creen que somos estúpidos. Hay otras razones, algunas muy mezquinas de parte de un sector de la UCR”, reflexionó alguien que conoce el pensamiento amarillo.

Ese mismo conocedor de la política siguió despotricando y cerró fuerte contra los aliados: “Además de no poder contener a un cuatro de copas, los radicales no traen un solo voto. Así que no deberían tener derecho a exigir mucho el año que viene”.

Para cerrar algunas perlitas de color. Oscar Marbella mostró un look juvenil al combinar una campera de cuero con una remera con estampados. A Gustavo Elías le consultaban si estaba en conversaciones para adquirir un canal de televisión. Y un empresario inmobiliario que vive en la avenida Alem se quejó toda la noche del “mal trabajo” de la Guardia Urbana, que lo incomodan cuando estaciona sobre la vereda pero no persigue a los que obstruyen su garaje.

Por último, vale mencionar el entusiasmo de dos amigos porque habían logrado conseguir vuelos para ver la superfinal de la Copa Libertadores en Madrid. Gracias al esfuerzo del “Pacha”, Eduardito y Jorgito serán unos privilegiados. Aunque sólo les faltaba un detalle: las entradas para entrar al Bernabéu.

 

CENA III: MANU HUMILDE

Manu Ginóbili está en Bahía. Es la primera visita a su ciudad tras su retiro de la NBA. Como siempre hizo, el astro del basquetbol intenta llevar una vida normal en su pago chico.

El miércoles se lo vio cenando en Vicentica, el conocido restaurante de calle Fuerte Argentino al 200. Hasta allí llegó con su mujer, luego de haber asistido al cine. Estaba acompañado por otros destacados exdeportistas: su hermano Sebastián y Alejandro “Puma” Montecchia. Ambos junto a sus parejas.

La comida consistió en una entrada de provoleta y burrata. Y de plato principal una pasta, acompañada por un vino Catena Zapata. 

Según testigos ocasionales, a Manu se lo vio de muy buen humor y se sacó fotos con quien se lo solicitó. Incluso extranjeros franceses que había en el local lo reconocieron y quisieron llevarse un recuerdo.

 

EDIFICIO POR RESTAURANTE

Hace pocas entregas contamos como el rubro gastronómico es uno de los que más está sufriendo la crisis económica, a tal punto que muchos restaurantes han decidido abrir solo de jueves a domingo. Pero el futuro cierre del local ubicado en Moreno y Güemes no lleva relación con la baja en la facturación.

Según las fuentes de Bahía Indiscreta, el restaurante con rotisería incluida funciona en un local alquilado y, tras una sucesión, los actuales dueños decidieron vender el lote. Lo que trascendió hasta ahora es que se construiría un edificio de ocho pisos, pero para saberlo habrá que esperar un tiempo.

Desde el gremio de los Gastronómicos confirmaron la noticia y aseguraron que los empleados ya fueron mandados por sus jefes al sindicato para asesorarse sobre la indemnización, que aseguran va a ser “con todas las de la ley”.

 

VOLVIERON LAS MOSCAS

El pasado mes de febrero, Bahía Indiscreta contaba la alegría del intendente Gay y de sus funcionarios, principalmente en el área de Gobierno, por haber ganado la batalla contra las moscas que históricamente molestaban a cada uno de los que cruzaba por el ingreso al hall del Palacio municipal. Pero parece que cantaron victoria antes de tiempo.

Desgraciadamente, hace ya varias semanas que los molestos insectos volvieron a instalarse en la entrada de Alsina 65, a pesar del sistema de rociadores con aceite de citronela “ahuyenta bichos” que se había colocado en su momento.

No sabemos si es que olvidaron cargar los dispositivos, si la humedad jugó una mala pasada, o si la primavera fue demasiado para el inteligente plan que los funcionarios habían puesto en práctica. Lo único cierto es que las moscas volvieron, y recargadas, ya que se cuentan por decenas.

Si fuera una de boxeo, deberíamos decir que la Municipalidad y las moscas van empatadas en puntos. Ojalá que Gay les pueda dar el golpe de knock-out, antes de que un despistado se trague alguna.




Te puede interesar


Ver comentarios (0)