Carlos Esteban, la voz de la experiencia
27.11.2018 | 00:05

Sus cuatro décadas en el rubro le dan un bagaje de conocimiento suficiente como para analizar la situación actual, referirse al pasado y vislumbrar un futuro.

Presidente del Colegio de Martilleros y Corredores de Bahía Blanca, también cumplió ese rol en el ámbito provincial, y por eso aclara: “no es solo Bahía, esta todo bastante parado en todos lados”.

Al respecto, Esteban comentó que “los créditos hipotecarios UVA ayudaron el año pasado y a principios de este. Con esta corrida cambiaria se frenó todo. Estamos esperando que se estabilice la moneda. Hay bancos privados que están intentando dar crédito, pero no llegan a ser accesibles al común de la gente, porque la gente no llega a los requisitos que piden”.

Yendo al detalle: “la gente necesita tener ingresos muy altos para que les den el crédito. Son tan altos, que tranquilamente podrían ahorrar sin recurrir al banco”.

“Los créditos que hay hoy, le pueden servir al que tiene una base; tiene un departamento de un dormitorio, y se quiere ir a una casa, o a un departamento de dos dormitorios. Entonces entregas tu propiedad, y ese crédito te puede complementar”.

Retomando la idea de los UVA, Carlos Esteban sostuvo: “hoy se les incrementó el crédito UVA. No creo que haya atrasos. Los créditos que se dieron están ahí nomás del precio de un alquiler. (Desde el gobierno) van a buscar una solución. No les sirve rematar todas las casas. Van a tener que refinanciar la deuda a más años. Se vendieron un montón de casas con este crédito”.

Y aparejado con esto, la inflación tuvo un rol preponderante para el Presidente del Colegio de Martilleros y Corredores de Bahía Blanca.

“La caída de los salarios fue notoria. Los que podían ahorrar, hoy ahorran la mitad. Creo que van a tener que fomentar la construcción una vez que se estabilice la moneda. Como ocurrió en 1985, 86. Es lo que hay que hacer, fomentar la inversión para propiedades en alquiler. En esa oportunidad,  con una batería de medidas que generaban beneficios, se hicieron en Bahía Blanca un montón de edificios, con la única condición que las tenían que tener en alquiler por al menos cinco años”.