Barrio por barrio, ¿Cuánto cuesta una propiedad o un terreno en Bahía Blanca?
26.11.2018 | 23:58

No hablemos de los vaivenes de nuestra moneda. La situación se torna más compleja yendo a un punto aún más simple. Como no hay dos huellas digitales idénticas en el mundo, lo mismo ocurre con los terrenos y las propiedades.

Pueden estar separadas por escasos metros, construidas con los mismos materiales, tener la misma antigüedad, y sin embargo, su precio variará, porque las variantes que componen ese valor son tantas, que en algún punto, indefectiblemente, aparecerá una diferencia.

De allí lo difícil de este trabajo. El muestreo de campo generó un punto medio, dentro de la media en sí, y de allí, un valor de referencia por barrio, que sirve de disparador, pero no de fórmula exacta.

Dicho esto, el repaso comienza en la parte alta de la ciudad. En Patagonia un terreno ronda los 90 mil dólares y una casa comienza en los 150 mil. Del otro lado de Avenida Cabrera, si bien la tierra es escasa, una vivienda en Palihue puede conseguirse por 300 mil dólares.

Ya en el centro, una casa antigua, la cual puede demolerse y allí crear un edificio, ronda los 140 mil; mientras que un departamento estándar, se ubica en el rango de los 60 mil.

Bella Vista, Tiro Federal y Villa Mitre se ubican en un promedio de los 90 mil; un poco por encima de lo estimado para Villa Rosas; pero apenas por detrás de lo que puede costar barrio Pacífico.

San Cayetano vuelve a ponerle dos ceros al número, con unos 100 mil por terreno; mientras que un lote similar en Santa Margarita está en unos 130 mil. Por fuera de estos, una propiedad en barrio Universitario se sitúa en unos 150 mil dólares.

Patagonia y sus derivaciones
Cuando se habla de este barrio, al estilo Capital Federal, se debe preguntar además, ¿Pero qué zona? Altos, Norte, cerca del cementerio… la suma a desembolsar cambia mucho. Un terreno de unos 900 a 1200 m2, sin asfalto y sin cloaca, puede costar alrededor de 100 a 120 mil dólares. Los hay más baratos también. Dependiendo las condiciones y la ubicación, se pueden encontrar casas a partir de los 150.

Palihue y un dilema difícil de resolver
Un ítem que siempre caracterizó a este barrio fue la gran cantidad de metros de cada uno de sus lotes. Pues bien, de esos ya no quedan. Sólo hay en existencia apenas 8 o 9 terrenos, sobre la zona del golf, con 25 metros de fondo, que obliga a los propietarios a pensar en más de una planta de edificación, y poco patio. En cambio, una casa a la cual debería hacérsele algunos arreglos se podría conseguir por 300 mil dólares.

Centro, y el departamento para comenzar
Dentro de tanto detalle que mueve la aguja, el valor de un departamento estándar en este sector de la ciudad no varía mucho, y está en los 60 mil dólares. Hoy es la principal opción que busca la gente mayor, la cual abandona sus caserones para resguardarse en lugares que consideran más seguros y prácticos. Ahora si la idea es comprar una propiedad, pensando en una inversión inmobiliaria, allí el costo salta a unos 140 mil.

El apego al barrio
No salir de lo conocido. El anclaje emocional que generan los recuerdos, y el romanticismo de continuar con la herencia familiar. Todo ello pesa en lugares como Villa Mitre, Bella Vista, Tiro Federal, Villa Rosas y Pacífico. La brecha de precios no es grande (de 80 a 110 mil dólares), y el mercado para esas propiedades, en su mayoría, responde a gente que actualmente vive allí, o que lo hizo tiempo atrás. Como se dice, “siempre se vuelve al primer amor”.

Universitario y un cambio de paradigma
Hace tres años que el sector se reinventa. Ya sin la chance de hacer edificios, por su estratégica ubicación, ahora las variantes pasan por tirar y construir de cero, o reciclar lo que ya se encuentra en ese lote. Con esas dos opciones sobre la mesa, el valor cambia sustancialmente. Se puede ir desde los 90 mil hasta los 150 mil dólares, por todos los indicadores señalados en los párrafos anteriores.

El auge de las tierras nuevas
Si bien hay muchos más barrios que están viviendo sus primeros años, como ejemplo bien sirven San Cayetano y Santa Margarita. Son linderos, pero el segundo tiene un valor de mercado mayor. Amplios, y en un gran porcentaje, con gente joven que los ve como una real opción para salir del ruido y la contaminación, sus costos oscilan entre los 100 y los 130 mil dólares.