× Bahía Hoy La Región Deportes Fallecimientos Clima Cartelera de Cines Horóscopo Tienda RADIO EN VIVO
RADIO EN VIVO
"No sabía lo que pasaba en mi casa", asegura uno de los miembros del Clan Benítez
Dos de los miembros del Clan Benítez que irán a juicio antes de fin de año.

Esta mañana, en el Tribunal en lo Criminal N°1, se desarrollará la audiencia preliminar al juicio contra el clan Benítez, una familia compuesta por una madre y sus dos hijos que están acusados de secuestrar y torturar a, al menos, dos mujeres en su casa de Güemes al 3700.

Cabe recordar que Fernando Benítez es el único que llega a esta instancia en prisión, mientras que su madre Nélida Llanos y Gonzalo Benítez --los otros dos imputados-- se encuentran en libertad.

Fuertemente escoltado y con su mirada hacia el suelo, Fernando ingresó a sede judicial ráudamente y sin hacer declaraciones. Inmediatamente después arribaron el resto de sus familiares.

LA BRÚJULA 24 pudo hablar con ambos, quienes con evasivas y visiblemente molestos, negaron todos los cargos. "Me culparon de cosas que nunca hice en mi vida. No sabía lo que pasaba. Jamás lastimé a ninguna de las víctimas", enfatizó el menor de los hermanos.

Cabe recordar que Aldana García y Andrea Santa Cruz --víctimas de las más inhumanas vejaciones-- fueron rescatadas e internadas en el Hospital Penna, donde se recuperaron pese al riesgo que corrían sus vidas. Actualmente ambas presentan secuelas físicas y psicológicas muy notorias.

LUEGO, GONZALO BENÍTEZ HABLÓ CON LOS MEDIOS

Sin la presencia de su madre que impedía que se explaye con LA BRÚJULA 24, Gonzalo Benítez se defendió de las acusaciones. "No sé cómo va a terminar esta historia. No puedo decir si mi hermano es o no inocente. Lo que tengo claro es que yo no hice nada, por algo estoy en la calle".

"No vi ninguna conducta extraña en mi hermano. Es mentira que mi mamá haya estado involucrada en todo esto por lo que se la acusa, sino también estaría detenida. Tanto ella como yo estamos libres. No hay ninguna prueba en contra de nosotros", añadió.

El menor de los hermanos siguió con su argumento: "Yo no estaba casi nunca en mi casa. Tampoco me metía en las cosas de mi hermano. A las chicas las veía bien, salían a comprar normalmente. No siempre comían con nosotros. Nunca tuve trato con ellas. Pero no estaban encerradas. Nunca les vi moretones".

"Me siento con mucha bronca porque tuve que pagar por algo que no hice. Estuve un mes en la cárcel siendo inocente y pasé muchas cosas. Sé que estoy imputado, pero me dejaron mal parado ante toda la sociedad. Hablaron cosas que yo jamás hice en mi vida", cerró.

 



Te puede interesar